Kawasaki Ninja 300

Logo-kawasaki-ninja

Pequeña pero muy divertida. Así puedo definir a la última

novedad de kawasaki llegada a la familia Ninja.

Hace un par de meses pude probar la Kawasaki Ninja 300,la nueva incorporación de Kawasaki al segmento de pequeñas deportivas.

Bueno, “deportivas”, y es que últimamente las compañías se empeñan en vendernos motos con nombre de saga deportiva, pero que de esto sólo tienen los plásticos, porque desde luego la posición, la parte ciclo y el motor, tienen más bien poco. Aunque en este último sentido, la pequeña Ninja se acerca más al concepto de deportiva dado que su motor empuja en altas. El resto, pues…

Voy a compararla con la Ninja 250R, la cual fue mi primera moto, y aún sigo teniendo, aunque ya se encarga mi hermano de disfrutarla, pero de vez en cuando me doy una vuelta para recordar los bien que va.

dsc01674w

Bueno, vamos al lío…

La moto la recogimos un amigo y yo en Pekus, en Getafe, y como allí cerca hay un tramo entre Perales del Río y San Martín de la Vega que, aunque no es un asfalto excelente, es bastante divertido, sobre todo para una moto como ésta, pues allá que nos fuimos. El tramo serán unos 5 kilómetros de curvas, con un par de rectas al final y llegada a una rotonda para dar la vuelta y hacerlo de nuevo 😀 La idea era hacer una ida y una vuelta cada uno, y luego unas fotillos. Fui el primero en cogerla, así que os contaré mi experiencia.

Según me monto en la moto la noto más estrecha, ya que el depósito por la parte de apoyar las piernas es algo más estrecho, lo que favorece el llegar al suelo. El asiento es más duro y más estrecho, y se nota en cuanto echas el cuerpo hacia atrás para descolgar, que rápidamente tocas el asiento trasero. En cuanto al peso, apenas se nota la diferencia respecto a la Ninja 250R. Es una moto igual de manejable que ésta última, lo que se agradece.

Kawasaki Ninja 300 curva

Lo primero que me impactó fue al meter primera, que me doy cuenta de la suavidad del cambio, lo que se va confirmando según voy rodando y metiendo más marchas. Todas entran muy suaves, nada que ver con la predecesora.

En cuanto iniciamos la marcha, veo en el cuadro que aparece un símbolo en forma de triángulo que pone “eco“, que nos indica cuando hacer los cambios para llevar una conducción económica (algo a lo que no prestamos mucha atención jeje).

Cuadro Ninja 300

Respecto al nuevo motor, se nota mucho el aumento de cilindrada y potencia, al igual que el aumento de par, cosa que se agradece, sobre todo en adelantamientos, que no es necesario reducir ya que empuja desde bien abajo y sube con mucha alegría hasta los 160. De hecho, el brío que tiene el motor no parece que sea de 300 (he cogido la GS 500 y no subía con tanta alegría, aunque también decir que la GS no estaba en óptimas condiciones). Todo ello con una suavidad que te hace pensar que no se trata de un bicilíndrico, ya que apenas tiene vibraciones. Para mi gusto, una delicia de motor, con mucha elasticidad y empuje desde abajo, nada que ver con la Ninja de 250R.

En cuanto a la parte ciclo, es parecida a la de 250, aunque se la nota más aplomo delante respecto a ésta. Teniendo en cuenta que la carretera estaba bacheada, y no podía forzarla demasiado, jeje. Los frenos hacen su función a la perfección y paran la moto en muy poquitos metros.

En lo que se refiere al consumo, bueno, se trataba de una unidad de pruebas con apenas 100 kms. Cuando nos la dejaron tenía 3 rayas y después de unos 60 kms más o menos que la haríamos, la última ralla parpadeaba, lo que sería estar en reserva. Pero no hay que llevarse una opinión respecto a este tema, ya que ni tenía el rodaje ni sabemos los kms que llevaría con las 3 rallas, así que no es relevante, aunque parezca excesivo.

Algo que no me gustó mucho fueron los retrovisores, ni la posición en que están colocados, ni la forma ni como se ve. Donde estén los de la 250 que se quiten estos. Por el resto, me gustó mucho la finura y respuesta del motor, los acabados y que no ha perdido agilidad en comparación con su predecesora.

Eso sí, pagar los 5.200 € que cuesta (sin ABS, con él son 5.750 €), duele, y mucho tal y como están las cosas. En este aspecto, a Kawasaki se le ha ido la olla un poco. Aún así, el chico del concesionario nos dijo que ya se habían vendido unas 20 unidades (y llevaría un mes a la venta), pero en todo este tiempo no he visto ninguna rodando por la calle…

Ale, s’acabó!

Jorge Gixxer V’sss y gasss!!

 

Anuncios

4 comentarios en “Kawasaki Ninja 300

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s