Primeros Auxilios: Parte III, la RCP

                                                                                        RCP

En esta tercera entrega de Primeros Auxilios, hablaremos sobre la RCP. En este caso, la información es la que nos encontramos en la página del SAMUR, puesto que está perfectamente descrita.

Nota Informativa: Lo que aquí se va a exponer es meramente de carácter informativo, y que por consiguiente os recomiendo encarecidamente que hagáis un curso de primeros auxilios, pues aunque os impartirán teoría y práctica que a priori podrá parecer básica, esa información es tan vital que salva vidas.

Recordar que las dos primeras partes de primeros auxilios las podéis ver aquí:

– Parte I: https://masquecurvas.wordpress.com/2013/04/15/primeros-auxilios-parte-i/

– Parte II: https://masquecurvas.wordpress.com/2013/04/27/primeros-auxilios-parte-ii/

 

Recordad: Como norma básica y elemental no se debe mover a nadie que haya sufrido  un accidente hasta estar seguro de que se pueden realizar movimientos sin  riesgo de empeorar las lesiones ya existentes (No obstante, existen  situaciones en las que la movilización debe ser inmediata: cuando las  condiciones ambientales así lo exijan o bien cuando se debe realizar la  maniobra de reanimación cardiopulmonar). Si además la persona accidentada es un motorista no se debe de extraer el casco si no se conoce la técnica o no se está entrenado para ello (A continuación os dejo una página web donde podréis ver mitos y el por qué no se debe extraer un casco si no estás capacitado para ello: http://www.circulaseguro.com/conductor-y-ocupantes/en-caso-de-emergencia-2-le-quitamos-el-casco )

Si le echáis un vistazo a la página del SAMUR que os proporcioné al principio del artículo, indican que existen dos tipos de RCP, una para personas que no están instruidas y otra para personas instruidas, pues bien, yo os trasladaré la información para personas no instruidas. ¡Comencemos pues!:

Las Imágenes han sido extraídas de: http://www.fundacionfrs.es/archivos/_Manual_de_Emergencias_y_Primeros_Aux.pdf

Son las maniobras que deben efectuarse en aquellas personas que sufren una parada cardiorrespiratoria (PCR). La PCR es la interrupción brusca, inesperada y en principio reversible de la circulación y de la respiración espontáneas.

           ¿Cómo identificarla?

           La persona se encuentra inconsciente y sin respiración (no tiene pulso)


           Qué hacer:

–          Verifique que la zona es segura.

–          Acérquese a la víctima y pregúntele qué le sucede.

 

           Si la víctima le contesta o se mueve, está consciente:

–          Déjele en la misma posición y busque lesiones evidentes.

–          Averigüe la causa del incidente.

–          En caso necesario alerte al 112.

 

           Si la víctima no responde o no se mueve, está inconsciente:

–          Ante una víctima inconsciente observe si respira (observe si el tórax se mueve, hay  ruidos respiratorios o siente la respiración), no utilice más de diez segundos para ello.

Imagen

–          Llame al 112 o pida a alguien que lo haga y solicite un DESA (ver anexo a continuación) tan pronto como sea posible.

–          Si la víctima respira colóquela en  posición lateral de seguridad.

–          Si la víctima no respira, tiene una respiración agónica o boquea, alerte al 112 e inicie maniobras de RCP. En caso de dudar si la respiración es normal, actúe como si no lo fuera:

  • Colóquese de rodillas al lado de la víctima para hacer compresiones.
  • Descubra el tórax del paciente y coloque el talón de una mano en el centro del pecho, que es la mitad inferior del hueso central del pecho de la victima o esternón. Ponga la otra mano encima y entrelace los dedos.
  • Estire los brazos, sitúe los hombros perpendiculares al punto de masaje y mantenga la espalda recta.

 Imagen

–          Ejerza presión dejando caer los hombros. Comprima fuerte y rápido con una velocidad de al menos cien compresiones por minuto, con una profundidad de al menos cinco centímetros y dejando que el tórax se reexpanda entre compresiones.

–          Utilice el DESA tan pronto como sea posible, si usted o alguno de los respondientes tiene formación para ello.

           En niños, entre un año y la pubertad, las compresiones se pueden hacer con uno o dos brazos, a criterio del rescatador y según sea el tamaño del mismo y de la víctima.

           En lactantes, menores de un año, las compresiones se harán con dos dedos y el punto de compresión será un dedo por debajo de la línea imaginaria  intermamilar.

 Imagen

           Qué NO hacer:

–          Dejar sola a la víctima, salvo si tuviera que llamar al 112 y conseguir un DESA usted mismo.

–          Tardar más de diez segundos en determinar si la víctima respira.

–          Ejercer presión entre compresión y compresión.

–          Aplicar presión sobre la parte alta del abdomen o la parte final del esternón.

–          Dar ventilaciones si no conoce la técnica. Es preferible solo hacer compresiones.

Firmado: Un galeno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s