Honda CBR500R, ¿sólo para novatos?

El pasado sábado 1 de Junio tuve la oportunidad de disfrutar de dos modelos recién sacados del horno en los Honda Day. Gracias a estas jornadas por parte de la marca del ala dorada, los aficionados podemos probar los nuevos modelos y aumentar, más si cabe, las ganas de cambiar o añadir otra montura al garaje. Y es que, por mucho que digamos, después de probar una moto nueva, la mayoría de las veces nos entran ganas de llevárnosla según terminamos la prueba. Y eso es exactamente lo que me ha pasado en esta ocasión. Si es que no se puede…

El sábado nos presentamos mi hermano y un servidor en el concesionario O2 Honda de la calle Ferrocarril, en Madrid, con la intención de probar las nuevas CBR500R y CB500F, previa cita que ya habíamos hecho con antelación. En esta entrada hablaremos sobre la nueva deportiva que se une a la familia CBR.

Honda CBR500R
Honda CBR500R

Al llegar al concesionario, nos toman los datos y nos dan un pequeño briefing para conocer un poco más los modelos nuevos de la marca, así como sus ventajas y sus principales características. Algo a destacar es que las revisiones son cada 12.000 kms y el cambio de bujías cada 48.000. Esto nos da una idea de que Honda ha estudiado a conciencia las necesidades actuales y ha querido desarrollar unas motos económicas y atractivas a la vista.

Sobre todo, destacar ésto último. Las nuevas Honda de 500 son MUY bonitas. No hay más que darse una vuelta a su alrededor y ver la belleza de todas sus curvas. En el modelo deportivo podemos apreciar que se han basado en su hermana mayor de litro, y salvo la posición de conducción, la moto desprende deportividad por todas sus líneas. Además, en el color tricolor (blanco, rojo y azul), destaca más su deportividad. Los otros colores disponibles para nuestro mercado son negro y gris, bastante más discretos.

Ya acabado el briefing, llegó la hora. A mí me toca una CBR500R negra, y a mi hermano la tricolor que viene con los extras (tapa de colín, agarraderas de acompañante suprimidas y cúpula sobreelevada). Lo primero que noto al montarme, es que la posición no tiene nada de moto R, sino que se trata de una posición muy cómoda, con unas estriberas recubiertas de goma que amortiguan a la perfección las vibraciones y unos manillares bastante elevados, por lo que nos permitirá hacernos largas tiradas sin notar el cansancio.

Cuadro Honda CBR500R
Cuadro Honda CBR500R

Giramos la llave, y se enciende el cuadro con una luz de color blanco. Nos ofrece mucha información. Tiene dos cuentakilómetros parciales, uno total, hora, nivel de gasolina, kilómetros que llevamos con el depósito, consumo medio e instantáneo y, por supuesto, la velocidad. Lo que se echa en falta es, quizás, un indicador de marcha, pero bueno, se hace como se ha hecho toda la vida y ya está. Encendemos el motor y escuchamos el dulce bicilíndrico, de sonido muy suave, que nos hace pensar en un primer momento que nos encontramos ante una moto tranquila. Nada más lejos de la realidad.

Engranamos primera, soltamos embrague y salimos del garaje y en el poco rato que andamos en ciudad vemos la facilidad de manejo de este modelo. Se puede utilizar perfectamente en ciudad, con un motor que empuja desde abajo lo que nos facilita salir airosos en cualquier situación. Se trata de un motor muy lineal, lleno a cualquier régimen, por lo que es muy utilizable. El pero, pues que al no tener una zona de revoluciones que sobresalga, se pierde la sensación de patada que suelen tener las motos R al entrar en la zona óptima. Las marchas entran bastante bien si se hace con decisión, ya que en algunos momentos tenía la sensación de que la palanca estaba un pelín dura.

Nos incorporamos a la autovía y empezamos a ver el empuje de esta moto a cualquier régimen de revoluciones (recordemos sus cifras de par de 43 Nm a 7.000 rpm). Nos damos cuenta del potencial del motor, que sale bien a cualquier velocidad y prácticamente desde muy bajas rpms. El acelerador apenas tenía juego y era girarlo y la respuesta era inmediata, al igual que al soltar el embrague.

A una velocidad legal de 120 km/h, la moto va cerca de las 6.000 rpm, y aunque “sólo” sube hasta 8.700 rpms más o menos, la moto no va forzada, ya que con un leve giro de nuestra muñeca derecha, rápidamente vemos velocidades que nos quitarían unos cuantos puntos del carné y unos euros de la cartera… Los 47 cv declarados por Honda rinden mucho más de lo que parece.

Frontal Honda CBR500R
Frontal Honda CBR500R

La protección aerodinámica con la cúpula de serie no está mal. Ese día hacía viento y si que lo notaba un poco en el casco, pero se puede soportar. Con la cúpula más grande que tiene opcional seguramente este “problemilla” quedará solucionado.

Llegamos a las zonas de curvas y lo primero que notamos es una agilidad y un aplomo increíble. En ningún momento pensé que podría encontrarme tan agusto en una moto habiendo recorrido tan pocos metros con ella. El conjunto de suspensiones y neumáticos ofrece una confianza espasmosa. La moto va donde tú quieras, permite corregir la trazada en cualquier situación y el aplomo que demostró en curva me sorprendió gratamente.

Tuvimos que adelantar a varios vehículos, y me volvió a sorprender. No hace falta reducir para que la moto salga disparada y lograr un adelantamiento limpio y en pocos segundos.

Freno delantero Honda CBR500R
Freno delantero Honda CBR500R

Los frenos son otro apartado a destacar. Este modelo incorpora de serie ABS, lo cual es otro punto a tener en cuenta. El freno delantero tiene un tacto muy bueno y bastante contundencia. Es tocarlo un poco y rápidamente la moto se detiene. En ningún momento hizo aparición el ABS, y eso que hice algunas frenadas dignas de MotoGP, :). Respecto al freno trasero, no me gustó tanto. El tacto es esponjoso y parece que no hace nada. No se si sería que estuviese en rodaje aún y no se hubiese utilizado, pero no me gustó.

Otro punto negativo que le encontré a estos modelos es el tapón de gasolina. Y es que cuando lo abrimos para darlas de beber ese líquido que algunos llevamos en las venas, el tapón no trae una bisagra que lo sujete al depósito, es decir, una vez abres, el tapón o lo aguantas en la mano, o buscas un sitio para dejarlo, con la llave claro. Creo que este detalle es un gran fallo por parte de Honda, pero bueno. Y ya que estamos, vamos a ver los consumos. Son otro factor clave en estos nuevos motores que han desarrollado. En el ordenador de a bordo pude comprobar el consumo y son bastante buenos. A una velocidad de 100 km/h marcaba unos 3,6 litros, mientras que a 120 km/h subía a 4 litros. Va a ser verdad que han hecho unas motos muy económicas.

Una vez finalizada la prueba, me bajo de la moto con unas sensaciones muy buenas y realmente sorprendido de lo que ha conseguido Honda con estos motores. Motos muy fáciles de llevar para aquéllos que acaban de sacarse el A2, y muy divertidas para los que ya tienen experiencia y quieren una moto para divertirse o usar todos los días con un mantenimiento muy bajo. Sinceramente, no me esperaba que fuesen a ir tan bien.

El precio que tiene este modelo es de 5.999 €, y sabiendo cómo están los precios de la competencia y todo lo que ofrece, pienso que no está nada mal.

Os pongo la galería de fotos…

…y el mapa del recorrido que hicimos.

NOTA: En esta prueba no pudimos realizar vídeo on board por las normas del concesionario. Aún así, agradecerles el fantástico trato recibido en todo momento y la posibilidad de probar estos modelos.

Jorge Gixxer
V’sss y gasss!!!

Anuncios

6 comentarios sobre “Honda CBR500R, ¿sólo para novatos?

Agrega el tuyo

  1. Muy buena Crònica señores.
    Yo acabo de comprar una hace poco más de un mes y tengo las sensaciones que describen en la prueba.
    La verdad es que mi queja o el problema mas grande que le encuentro es el del aire que da de lleno en el casco.
    Por lo demas encantado con mi cacharro

    1. Nos alegramos mucho Gabriel!!! Ya sabes que Honda ofrece como opción una cúpula de doble burbuja, que obra maravillas.
      Será algo cara, y quizá Puig o cualquier otro fabricante de la industria auxiliar ofrezca en breve si no está ya en catálogo, una cúpula similar a la de doble burbuja de Honda.
      Es una gran gran inversión en comodidad aunque sea un poco cara.

      Disfruta de tu moto!!!
      V’ssss

    2. Hola Gabriel, me acabo d sacar el A2 y me gusta mucho esta CBR, solo una pequeña duda: ¿Qué tal se siente el manillar, está muy alto? ¿se puede ajustar?
      Muchas gracias!

      1. Hola Alex,

        El manillar es parecido al de una moto naked pero más estrecho. La posición no es muy deportiva, por lo que te permitiría recorrer más distancia sin notar el cansancio. El manillar no se puede ajustar, es de única posición.

        Si lo que buscas es una posición más racing, es mejor que busques en la industria auxiliar un semimanillar.

        V’ssss
        Jorge Gixxer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: