Curso de conducción en el circuito de Kotarr

Comencemos paso a paso el relato…

Desde la web de Sport-MCYL aparecen los eventos. Uno elige el que desea, ya sea entre semana o fin de semana, y completamos el formulario, y en nuestro email, recibiremos la confirmación de la inscripción. Hacemos el ingreso en la cuenta de Sport-MCYL siguiendo las indicaciones del email, y listo.
Bueno, una vez confirmada la fecha, solo queda la espera hasta el día elegido, que se hace eterna. Ah!!! Me olvidaba, por 3 “leuros”, hay comida, y nosotros la adquirimos en el propio circuito, pero eso os lo cuento más adelante.

Kotarr
Vista del circuito Kotarr desde Pit lane

Sin muchas ganas, sonó el despertador a las 05:50 de la madrugada, y lo apagué. Rápidamente el sueño desapareció y se dibujó una sonrisa enorme ante la expectación de lo que iba a ocurrir durante ese domingo nublado y fresco de finales de julio -28 de julio 2013-, en un circuito a escasos kilómetros de Aranda de Duero, en la provincia de Burgos. Este circuito es el de Kotarr – Circuito Kotarr– y en moto, siempre se hace en sentido inverso en los cursos y los responsables del curso, eran los monitores y personal de Sport-MCYL .

Llegó el día elegido, en nuestro caso íbamos un compañero -Elguionista- y yo, como avanzadilla para el curso de septiembre que haremos muchos usuarios del foro ninja 250. Quedamos a las 06:45 en la gasolinera SETOR (antiguamente Repsol) de la A-1. Llegué con 5 minutos de adelanto, y esperé, y la verdad me vino bien que el compañero se retrasase porque tuve que pasar al baño y aproveché para buscar los tapones ya que nos esperaban más de 140km de autovía. A las 07:00 salimos, y tanto mi compi como yo, teníamos unos 80km hechos ya con el tanque de gasolina y decidimos tirar hasta Aranda de Duero y llenar allí antes de meternos en el circuito.

Esperando.
Esperando en la gasolinera Setor de la salida 24 de la A1

La verdad es que el día amanecía fresco. Unos 17ºC en la zona. El sensor de la temperatura de admisión, marcaba 22ºC y la moto mantenía el líquido refrigerante sobre los 75ºC que era lo que indicaba el panel de instrumentos. En marcha eran las 07:14 y el sol hizo acto de presencia en el horizonte, tratando de calentar un poco, pero según íbamos avanzando, la sensación de frío se iba incrementando. Las montañas no permitían que los rayos del sol nos alcanzasen, y empezábamos a subir la sierra norte madrileña, la sensación de frío se iba incrementando a medida que avanzaban los kilómetros. La carretera de burgos sentido norte, además está llena de baches y parches que hacían que tuviésemos que ir muy pendientes de no meter la rueda delantera en ninguna de las roderas de asfalto que nos íbamos encontrando.

El sol volvió de nuevo a aparecer justo en el km 60, a la altura de la cabrera y ver cómo esos primeros rayos iban bajando lentamente desde las cimas rocosas hacia nosotros, hacía que albergásemos una ligera esperanza de entrar en calor, pero al llegar a la parte alta de la cabrera otra montaña por nuestra derecha, ahogó nuestras esperanzas de “calorcito”.
FOTO: http://3.bp.blogspot.com/-be1oRVGg1ck/TpX95fM9ZWI/AAAAAAAAANo/ek16UVZZ5PE/s1600/20111012-Navalafuente-La+Cabrera-Cabanillas-Navalafuente_008.JPG

Yo al menos iba disfrutando del paisaje -siempre atento a la carretera- y tratando de “agazapar el lomo” para evitar el fresco directamente en el pecho. Fresco que según íbamos camino de Lozoyuela, se volvió mucho más intenso. Fui jugueteando hasta La cabrera con el sensor de aire de admisión que se mantenía entre 19-20ºC, pero tras pasar Lozoyuela la temperatura se desplomó cual árbol talado, bajando a unos increíbles 16ºC de admisión. La diferencia del aire de admisión con respecto a la temperatura ambiente en mi moto, suele ser de unos 4 a 6ºC con respecto a lo indicado. Es decir, que en el mejor de los casos estábamos a 12ºC y en el peor a 10ºC. Si a eso le sumamos que la sensación térmica en moto es 5ºC menor de media que la de la temperatura ambiente, íbamos a 5-7ºC y tiritando. Yo llevaba una sudadera de “entretiempo” que diría cualquiera de nuestras madres, debajo de la chaqueta de cordura y guantes de piel… nada de invierno. La mano se iba durmiendo de frío y ya tuve que agazaparme bien bien bien tras la cúpula en busca de aislarme del frío aire, un 28 de Julio!!! Si, en pleno verano y pasando más frío que un hereje!

El ritmo cayó debido al frío y no pasábamos de 110km/h porque el frío era intenso, mucho para la época del año en que estábamos. Y el sol no calentaba ni a tiros, porque las nubes “estaban de manifa” en el cielo, tapando cualquier intento de los rayos del sol de calentar a los dos pobres que íbamos en la moto camino al circuito. Pasamos el túnel de Somosierra y la cosa no empeoró, pero el frío seguía haciendo mella en nuestra velocidad media, y entre eso, y el tema de los radares fijos, pues andábamos con precauciones. No es plan de ir a pasar el día a un circuito a aprender, y que los señores de la DGT quieran cobrarnos por un retrato de nuestro hermoso trasero un dinero que no está justificado.

Llegamos a la salida 152 y paramos en una gasolinera Repsol. Al parar, lo primero que nos salió a ambos por la boca fue: “ostias que frío tu”. Mi compañero decía que esos dos últimos km yendo a 60 le habían hecho recuperar un poco la temperatura. Yo iba con las manos entumecidas del frío, y el cuerpo destemplado. Continuamos por la CL-619 dirección Sinovas y luego tomamos el desvío a Tubilla del Lago -es de los mejores caminos- y llegamos al circuito. Eran las 08:35. Habíamos tardado una hora y media con parada incluida a repostar. Y pudimos elegir uno de los mejores Boxes, el 4. Con toma de luz, y al lado de la cafetería y de la caseta de inscripciones y de la carpa de verificación técnica.

Lo primero, fue colocar las motos, e ir a tomar un café!!! Por Dios qué bien nos sentó el cola-cao a Elguionista y a mi el café… Colocamos la moto con tranquilidad, y empezamos a preparar todo. Realizamos la inscripción, en la que comprobaron nombres, nos dieron la pegatina identificativa, un botellín de 50cl de agua, y una chocolatina de cacahuete. Aprovechamos para adquirir la comida, y por 3€ nos esperaba luego una sabrosa empanada y quesadilla de postre!!!

En boxes
En boxes

Una cosa que aprendí, es que si llevamos cinta de carrocero o cinta de pintar, podemos usarla para fijar la pegatina en la parte frontal de la moto, en vez de usar el pegamento de la propia pegatina, que luego no hay quien la retire sin dañar la pintura o la cúpula. Una gran idea para ahorrar disgustos. Tras ello, nos pusimos a verificar las presiones de la moto. En mi caso una 600 (120/70 y 180/55) tocaba poner 2.0 delante y 1.9 detrás. Colocamos las cámaras (sendas GoPro) en nuestros cascos, y empezamos a colocar todo y guardar todo aquello que estaba desperdigado por el box. Y la organización nos colocó la pegatina roja indicando que la moto estaba verificada.

Identificación
Identificación. Si pegáis cinta de carrocero, luego es fácil retirar la pegatina
Identificación y verificación.
Identificación y verificación.

Ya sólo quedaba esperar al briefing de la organización. En el briefing, nos explicaron temas de tandas, y cómo iban a ser a nivel general. Luego al personal del curso de conducción empezamos con las teóricas. En la primera clase, nos explicaron que no había que hacer movimientos raros -eses para calentar gomas, por ejemplo- ni parar en medio de la pista, etc. Normas de seguridad que veo vitales. Y luego siguieron con temas de trazadas etc… quizá eché de menos en ésta 1ª clase, la última que tuvimos, que para mí, tendría que ir pegada o unida a esta 1ª. Fue la de posición encima de la moto. Y tocaba ya la 1ª tanda, en la que íbamos a seguir al monitor alternando el 2º puesto entre los 4 alumnos que formaban mi grupo -Elguionista fue metido en otro grupo más numeroso- para ver la trazada de cada curva, e ir aprendiendo el circuito y cada dos vueltas íbamos alternando las posiciones, pasando el 2º al último puesto, el 3º al 2º y el 4º al 3º, y así sucesivamente, hasta completar la primera tanda (11:00-11:30 h).

Antes de salir
Antes de salir

Tras la 1ª tanda, de 30 minutos, el monitor nos comentaba los errores que había percibido y nos comentaba a cada uno sus impresiones. 2ª teórica en la que nos iban comentando el tema del contramanillar, algo que hacemos instintivamente, y sin ser conscientes de ello y poco más. Casi sin tiempo, tocaba la 2ª tanda (12:30-13:00 h), también de 30′ pero en esta ocasión, en vez de ir tras el monitor, tras la 1ª vuelta de calentamiento, el monitor hacía un gesto y pasábamos a liderar el grupo, con el monitor siempre en 2ª posición, anotando todos nuestros errores de pilotaje y cambiando de posición igual que hacíamos en la 1ª tanda, para que el monitor “apuntase” todos los errores. De nuevo casi sin tiempo, y tras atender y tratar de asimilar todos los errores, de nuevo teórica.

Otra vez sin tiempo, la 3ª tanda (13:40-14:00 h), pero esta vez la tanda ya era de 20′ en vez de 30′. Y seguíamos igual que en la 2ª tanda, con el monitor tras el líder del grupo y anotando todos los fallos que cometíamos, tanto de trazada, como de posición. Y tras esta tanda, de nuevo la última teórica en la salita… y a comer. Casi que lo agradecimos y mucho, porque el cansancio empezaba a hacer efecto, y el calor, también. Todo el frío de la mañana, se había traducido en calor, y en sudor. La hidratación empezaba a ser necesaria y bajaba el nivel de la botella de Aquarius a una velocidad de escándalo! Comimos ésta vez una empanada riquísima y una quesada de postre, que saciaron en demasía el apetito. Lo normal es una paella pero el maestro paellero tenía un compromiso ineludible, así que tocó empanada, pero insisto, rica, rica, que diría Arguiñano. Tras sudar tanto por la mañana, tocaba cambio de camiseta, primer cambio del día.

Tras comer y a toda velocidad, última teórica, con el tema de la posición encima de la moto. Creo que ésta teórica, en mi humilde opinión, debería ir pegada a la 1ª clase y empezarla un poco antes, para poder aclarar la posición y seguridad en pista. A mi me sirvió bastante y me aclaró la posición que tenía que llevar en la moto y no la que llevaba, que era incorrecta, en determinadas curvas. Corriendo a la 4ª tanda (15:20-15:40 h) de otros 20′ y con el monitor siempre en 2ª posición anotando para corregir nuestros errores. He de indicar que el monitor, Moisés, estuvo en todo momento a nuestra disposición, y que nos dijeron que si queríamos ir más a nuestra bola, podíamos ir, pero los 4 de mi grupo elegimos seguir aprendiendo. Para mi todo un acierto.

Otra vez recibimos las correcciones del monitor, y tratamos de interiorizar aquellos errores que cometíamos y tratar de hacerlos conscientes encima de la moto. La teoría está de coña, pero luego llevarlo a la práctica es un poco más complicado, os lo puedo asegurar. De nuevo estábamos sudando y bebiendo para reponer los líquidos perdidos. Tocaba ya la quinta tanda de otros 20′ (16:20-16:40 h) y primera grabación on-board con el monitor en 2º puesto siguiéndonos para luego poder ver nuestros fallos. En mi caso, nos falló la cámara y el monitor no pudo grabarnos 😥 y ya con la quinta tanda realizada, decidimos dar por finalizado el día. Faltaba aún la 6ª (17:20-17:40 h) y 7ª tanda (18:20-18:40 h) en la cual también habría grabación on-board, para que luego visualizásemos nuestros progresos.

Os dejo unas cuantas fotos.

1ª curva.
1ª curva.
1ª curva.
1ª curva.
A derechas
A derechas

Os puedo asegurar que tras las 5 tandas, que sumaron un total de 123km en mi moto, el cuerpo estaba rendido. También hay que contar que ya llevábamos el camino de ida, y nos faltaban un total de 160km de cansina autopista de vuelta al hogar. El camino de vuelta se hizo un poco “pesado”, ya que la autovía mata de aburrimiento a cualquiera. Pero al menos el viento, no nos daba tregua y hacía que mantuviésemos la concentración con más ahínco de lo habitual, y el tráfico, que empezaba a ser intenso se tornó en atasco tras pasar el puerto de Somosierra de vuelta a Madrid y había que andar con cuidado entre los coches. Al final tardamos un poco más en la vuelta por culpa del intenso tráfico y congestión que había desde Somosierra hasta casi La Cabrera pero fueron tan sólo 15 minutos más, ya que con la moto y con prudencia, podíamos ir entre los coches parados.

¿El resultado? Pues ha sido tan satisfactorio que la 2ª Kdd general de circuito del grupo, se hará en éste circuito y asistiremos un total de 13 miembros, el 7 de septiembre!!! Así que recibiréis a finales de septiembre la crónica de ésta segunda quedada.

Alexpc73
V’ss

PD: Que sea en circuito, es básicamente porque es un entorno SEGURO, no es para que vayamos a correr como si no existiese un mañana, y os puedo asegurar, que ésta clase de cursos, es para TODOS, para todos los niveles, y casi todo tipo de motos, desde pequeñas 125cc hasta grande deportivas.

PD2: Por cierto, se me olvidó comentar, para los más nóveles, que el equipamiento mínimo o básico para poder realizar un curso de conducción es chaqueta y pantalón que se puedan unir entre ambos mediante cremallera, botas, guantes y obviamente casco.

Anuncios

3 comentarios sobre “Curso de conducción en el circuito de Kotarr

Agrega el tuyo

  1. Mola!
    Siempre tuve ganas de ir a un circuito y nunca fui por miedo a que sean todos unos flipados y quedar descolocado, pero es bueno saber que hay sitios a los que se puede ir a aprender….
    La unica pega es que esta opciòn en particular me queda un poco lejos de casa, pero ya me pondré a averiguar si hay algo más cerca de barcelona.
    Seguir así que me gusta mucho el blog!
    Saludos!
    Pd! Una duda sobre los circuitos…. Habeis rodado con neumaticos de calle? Por que siempre escucho que si hay que cambiarlos, que el asfalto te los come, etc etc etc…

    1. Hola Gabriel,

      Nos alegra saber que te gusta el blog, comentarios así ayudan a seguir adelante haciendo cosillas. Que aunque sea por gusto, si además a la gente le gusta, es doblemente satisfactorio.

      Respecto a los circuitos, puedes ir a cursos, que generalmente están controlados por monitores y son grupos reducidos que se van alternando detrás del monitor para aprender, todo controlado y cuando manda el monitor, por lo que no hay problema. Flipados, suele ser en las tandas libres más bien, y sobre todo es gente que se mete en grupos en los que no debe estar.

      Nosotros rodamos con neumáticos de calle, puesto que nuestro nivel no es alto, por lo que aunque reduces la vida útil del neumático, si no tienes un nivel alto, no hay problema.

      Y en Barcelona tienes por ejemplo el circuito de Alcarrás, Montmeló y alguno más que ahora no recuerdo. Si buscas seguro que hay organizadores con cursos muy interesantes.

      V’sss
      Jorge Gixxer

    2. Hola Gabriel,
      pues si, yo pensaba como tú y como muchos usuarios: “¿qué coño voy a hacer yo en un circuito llenos de ‘quemaillos’ que van a saco en cada curva, si yo voy tranquilo?”, “¿me acoplaré bien, o iré siempre en el límite de mis conocimientos y habilidades encima de la moto?”.
      Pues precisamente para eso está el circuito, y para eso están los diferentes grupos. Poder meterte en un entorno controlado, con un asfalto de calidad, y con un monitor que te enseña, y te corrige y te dice qué errores cometes durante la conducción, para mejorar y sobre todo, para hacernos conscientes de qué errores cometemos también en la calle. Al final, ésto es extrapolable a la conducción en calle y ayuda mogollón a tener confianza sobre la moto a la hora de pilotarla

      Muchas gracias por el comentario y seguiremos así

      Alexpc73
      V’ss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: