Compra y prueba de Finn.

¿Y qué es Finn? Pues literalmente es un “peazo” de goma, bien hecho, y muy bien acabado para sujetar nuestro smartphone en la bici o la moto de manera económica. ¿Y cuánto cuesta? ¿Y cómo se coloca? ¿Y es seguro? Vamos por partes como decía el amigo “Jack”… así que tranquilidad y ahora os cuento un poco mi experiencia con este gadget.

Finn
Finn

Esto se compra Get Finn y los portes son GRATIS. El coste total del producto es de 12€; y si, entiendo vuestra careto de incredulidad, de “pero tu estás flipao” y de “que ni de coña pongo yo mi smartphone de cientos de euros en ese cacharro”; Y he sido “suave” tras todo lo que he escuchado antes de adquirirlo y ya cuando llevaba el mío puesto. Yo lo pedí el 5 de agosto, y llegó a casa el día 13 de Agosto. Claro que al ser portes gratis, y venir en una carta corriente, 8 días es un plazo, digamos que muy razonable viniendo de Austria.

Sobre de envío
Sobre de envío
Contenido del sobre
Contenido del sobre
Contenido del sobre expandido
Finn, dos pegatinas y código de descarga de la App Bikecityguide

La imagen que veis en la cabecera, ese “cacho goma” -está fabricado en silicona de alta calidad- es el Finn. Lo que más me costó aunque parezca raro, es ajustarlo “bien” sobre el manillar de mi a Yamaha Fazer. Colocarlo es muy fácil, pero ajustarlo bien, bien, un poco más complicado, y eso que mi Smartphone es de 4,3″ aunque hay instrucciones en la web. Aquí veis la imagen del “cacho goma” en forma real.

Os dejo el vídeo de presentación.

Experiencia en Autovía y ciudad.

El 14 de agosto por la mañana, aprovechando que tenía que ir a currar, y que es un camino en el que me conozco todos y cada uno de los baches, tengo autovía, ciudad y carretera en obras, pues lo monté y aproveché además para probar la opción de navegación de Google Maps, que trae mi smartphone Android.

Smartphone colocado en  Yamaha Fazer
Smartphone colocado en Yamaha Fazer
Smartphone colocado en  Yamaha Fazer
Smartphone colocado en Yamaha Fazer

Vamos por partes, que esto requiere un análisis un poco más profundo. Ajusté bien el smartphone en mi Yamaha Fazer y cargué la app de Google Maps y elegí la opción de navegación antes de ponerme los guantes -ya que con guantes es imposible porque no detecta el uso con guantes la pantalla táctil-. Puse el destino, e internamente recé para que el Finn hiciese el trabajo que se supone tiene que hacer, que es fijar y sujetar el smartphone ante todo tipo de baches, sacudidas y demás.

Mi ruta incluye 7 badenes de esos nuevos, un tramo de unos 2km de ciudad llenita de baches, y salida a autovía (M50) en la cual encuentro cuatro juntas de dilatación importantes, que sacuden y luego incorporación a la A-1, dirección Madrid, con asfalto rizado y numerosos baches y parcheados de asfalto que sacuden la moto.

La perspectiva precisamente, no era muy halagüeña para mi smartphone, que aunque estoy más que harto de él -por lo lento que es y los problemas que me ha dado- sigue al menos realizando sus funciones con más pena que gloria, pero las sigue haciendo y no me apetecía tener que verlo morir en directo y además tener que pagar un pastón por uno nuevo, pero como soy persona empírica, lo dicho, en marcha.

Pasaron los badenes; pisé a propósito dos baches a una velocidad de 30km/h más o menos, que me sacudieron por completo encima de la moto, pero el Finn hacía su trabajo a la perfección y el Xperia permanecía en su sitio sin inmutarse. Llegó la autovía, y fui subiendo poco a poco de velocidad, y llegamos a los 100km/h y el móvil, seguía impertérrito en su sitio, sin inmutarse ni un sólo pelo. 120km/h y ahí permanecía. Llegamos a la zona de bajada de la M50 donde se juntan dos factores: viento y juntas de dilatación.

El viento es característico en esta bajada, ya que a la izquierda, tenemos las dos pistas del aeropuerto de Madrid Barajas y o bien sopla viento del norte, o bien sopla viento del sur; y al final de la bajada, además tenemos 5 juntas de dilatación de un considerable tamaño que te sacuden un poco la dirección yendo a 120.

Bueno, pues vamos a forzar un poco la máquina. Un par de decenas de km/h por encima de la velocidad legal, viento y las juntas… ¿Y? ahí está el Xperia, guiándome y mostrando la ruta para llegar a mi trabajo. Subo un poco más la velocidad… y ahí siguió! Sin problemas. Pasé por el asfalto rizado y por todos los baches de parcheado que hay en la A-1 dirección Madrid, y ya tomé la salida a mi lugar de trabajo, en medio del Polígono industrial de Alcobendas, que está en obras casi permanentemente, y supero los baches -que siempre esquivo y hoy había que pasar por todos- con soltura y sin problemas.

Llegué al lugar donde siempre aparco, y apagué la moto. La verdad qué sorprendente puede ser un trozo de silicona y qué útil. Por 12€ todos los que tenemos un smartphone con tarifa de datos, tenemos un potencial GPS, siempre que encontremos dónde anclar el Finn para sujetar el dispositivo, porque en mi Fazer, sin semi-manillares, es más o menos fácil como habéis visto, el localizar el sitio idóneo para realizar la fijación del Finn, y por tanto del smartphone.

En una moto deportiva, el sitio para fijar el Finn, se me antoja complicado, porque con semi-manillares por debajo de la tija, a ver dónde se ancla. Además veo que el sitio donde lo he fijado en mi Fazer, está bien, pero me gustaría más llevarlo en el pilar central, pero ahí lo veo “corto” para todo lo que tiene que rodear.

Como podéis ver, en otras motos, siempre que tengan manillar de tubo, la colocación es más o menos fácil y el soporte que ofrece es genial, en relación al coste que ofrece.

Puntos a favor:

– Sujeta el smartphone con TOTAL SEGURIDAD!!! Os lo puedo asegurar. Y os puedo decir que lo he probado a velocidades que me pondrían en un serio aprieto.

– El precio. Por 12€, y contando que muchos de los moteros tenemos smartphone, tenemos por 12€ un potencial GPS gratuito -gracias a la opción de Navegación de la app. Google maps- que nos sacará de más de un apuro

Puntos en contra:

– Que la compra sólo pueda ser on-line y además que sólo puedas pagar por Pay-pal o depósito bancario y que no admita tarjetas, creo que limita y mucho a los potenciales compradores.

– Debería haber dos tamaños de Finn. Uno estándar como el que tengo, para manillares de tubo, y otro un poco más grande, para poder fijar en otro tipos de barras más gruesas, como puede ser el pilar de mi moto, o el de muchas otras.

Sobre la app de Google, Google Maps, como modo navegación, puedo decir que funciona bien, muy bien, aunque permita que aparezcan mensajes del sistema como “desafortunadamente google play se ha detenido” que apareció en la pantalla de mi smartphone. Eso si, en un tramo de 30km y 25min consumió un 20% de la batería y 18Mb de datos.

Respecto al bonus que Finn trae, una app para descargar de Google Play o desde la App Store de Apple, la cual es un sistema de navegación para la ciudad que elijamos. Para España, sólo tenemos por ahora la ciudad de Barcelona. Podéis ver más info en Bike city Guide

Y qué? Os lo compraríais? Yo lo he hecho y creo que es una buena opción, máxime si usas la moto para desplazarte por la city y de cuándo en cuándo no sabes dónde queda el sitio al que tienes que ir. Y si usas la bici, pues ya la utilidad es doble!!!

Alexpc73
V’ss

Anuncios

11 comentarios sobre “Compra y prueba de Finn.

Agrega el tuyo

  1. Bueno artículo Alex, está bien el invento para los tontorrones que no saben legar a los sitios..jajajaja, v’ssss

    1. Gracias chiquitín, pero yo creo que a todo el mundo le viene bien tener al menos la “posibilidad” porque si entras a una ciudad como Madrid, Sevilla, Barcelona, Valencia, Bilbao, Coruña… y no sabes dónde esta una calle, siempre es útil

  2. Para los que se lo planteen en serio a modo de navegador les recomiendo la app Waze, gratuita, en Android e iOs y en castellano. Es talmente el Tomtom con tintes sociales y a mi no me ha decepcionado en el par de años que lo llevo usando.

    Una pregunta Alex,¿si la moto es de semimanillares podría usar finn?

    1. Pues no lo sé Alfonso… no he probado en ninguna otra moto, pero creo que siempre que haya al menos unos 2-3cm libres de tubo, sea semi-manillar o de otro tipo, seguramente que se pueda. En las dos motos que lo he probado va perfecto!!!

  3. Gracias por tu artículo. Una preguntonta, ¿la parte trasera del móvil (donde va la batería) hace contacto directo con el manillar?

    Para el gMaps puedes descargarte parte de la ruta en el móvil y así consigues ahorrar datos; en la nueva versión (7.1) pones en el cajón de búsqueda “OK maps” y lo hace. El GPS es un gran inconveniente por su consumo de batería, o llevas el cargador siempre encima o una segunda batería.

    V’SsS

    PóluxCrivillé

    1. Gracias por forward en Twitter Pólux!!!
      La parte trasera del móvil no toca el manillar, ya que se apoya en el peazo de goma sobreelevada que lleva. Va de coña y no se mueve ni a tiros…
      Lo del google Maps si, pero en mi caso, como tengo una “cagada” de Xperia ARC S que no tiene espacio interno como actualice todas las apps, el móvil se vuelve lentísimo.
      Los mejores son los Nokia en ese aspecto, ya que te puedes bajar todos los mapas para navegación off-line.

      Alexpc73
      V’sss

  4. Hola, muy buena la review. Mi pregunta es mas enfocada a la durabilidad del quita y pon de la silicona, coge olguras? O pierde tension con el tiempo en que lo has tenido? Gracias y un saludo.

    1. Joder Javier Tena!!! Perdón, perdón y perdón… tuvimos un problema con las notificaciones en la app de WordPress y la tuya se debió quedar en un limbo. La hemos visto hoy, más de 3 meses después… te pido perdón!!!
      Yo en el tiempo que llevo usándolo, no he notado diferencias ni “holguras”, puesto que va bien “apretaito”, y la tensión al menos se mantiene.

      Alex

  5. Yo lo llevo usando unos meses en mi bicicleta de carretera y va de maravilla. El teléfono (Iphone 4S) no se mueve ni un pelo y la silicona no parece darse de sí en absoluto. Se pone y quita en cuestión de segundos. No pesa nada y se puede guardar en un bolsillo perfectamente.
    Es probable que con teléfonos grandes sea incompatible, como por ejemplo un Galaxy Note o un Iphone 6 Plus. Otros dispositivos de un tamaño más “razonable” aunque mayores que el mío creo que también se adaptarían.
    La app que se incluye con su compra no está mal para hacer algo de turismo, pero queda lejos de las posibilidades que ofrece Runtastic.
    En mi opinión es un producto 100% recomendable.

  6. Ya te digo Enrique que yo estaba más que contento con él… pero ahora… tengo un Galaxy note 3, y eso es una peazo de vitrocerámica de 16cm de largo, y el Finn no daba, así que se lo regalé a un amigo… pero como tu, opino lo mismo: si tienes un móvil inferior a 5″ es de lo mejor que hay para llevar el móvil mientras haces deporte con la bici o la moto.

    Alexpc73

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: