Keeway Superlight Limited Edition 125.

Con la que caía a las 16:30 en plena ola de calor en Madrid, me dirigí hacia el concesionario de Motos Ceni, a recoger las llaves de la Keeway -ya he oído que las llaman por ahí “qué guay”, al menos es gracioso y pegadizo el nombre- Superlight en edición limitada en color verde Mate con asiento marrón.

Logo Superlight
Logo Superlight

Y por Dios que ese color es un sacrilegio para una moto de tipo custom o cruiser. Entiendo que a la gente le guste el mate, pero una custom o cruiser, no , siempre se ha caracterizado por un trabajo excelente de pintura y cromados, y en este caso la pintura, para mi gusto, le pega como a un cura un Kaláshnikov AK-47. Estoy seguro que un color sólido y con acabado brillante en color azul oscuro, el clásico negro, o un verde inglés oscuro dejarían a esta moto en el sitio visual que le corresponde. Además parece una moto de “guerra”, imagen que se acentúa con las llantas casi lenticulares que monta.

Vista General
Vista General
Vista General
Vista General

Las motos de tipo custom o cruiser siempre suelen ser motos destinadas a dar paseos tranquilos, solos o en compañía, y aunque el motor es un monocilindrico de carácter suave, que proporciona 13,5Cv 10,6 cv de potencia y un par de 8,9nm a 6.500 vueltas, con alimentación por carburador y dispone sólo de 5 velocidades y dos válvulas con un único árbol de levas. El arranque es eléctrico, o por “palanca”, como en motos de hace muuuuchos años. La verdad es que hay puntos que sorprenden negativamente, y al menos para mi uno de ellos es este tipo de arranque doble, pues no ofrece “muchas garantías”. He probado a arrancar de ambas maneras, y es fácil colocar la palanca en el PMS -punto muerto superior- para realizar el arranque “a patada” sin esfuerzo.

El motor viene con un acabado negro mate, y el chasis viene pintado en el mismo color, pero con acabado brillante y con la culata en acabado “cromado” y la doble salida de escape por el lado derecho, con acabado negro mate también. La refrigeración es por aire, y eso lo noté en este caluroso día de Agosto en Madrid. El calor que desprendía el motor era más intenso de lo que esperaba o recordaba -tuve motos refrigeradas por aire- y hacía que tuviese que llevar abiertas las piernas más de lo normal.

Palanca de arranque
Palanca de arranque

Viendo la parte ciclo, la suspensión delantera se conforma con una horquilla de tarado más bien “blandito” y que absorbe muy bien los baches -y que le viene que ni pintada según el concepto tranquilo al que aspira- y un par de amortiguadores traseros. Las llantas son de 16″ la delantera con neumático 110/90-16 y de 15″ la trasera con medida 130/90-15. El neumático delantero da la apariencia de ser muy anchote y luego en marcha demuestra cierta agilidad para tratarse del tipo de moto que es. A nivel de frenos, viene otro tirón de orejas para Keeway, ya que si bien en la parte anterior encontramos un freno de disco con pinza de dos pistones y disco de 275mm de diámetro, en el trasero encontramos un obsoleto disco de tambor de 160mm de diámetro, y es para detener con solvencia los 155kg que debe de pesar en orden de marcha más el peso del piloto, es necesario apoyarse en ambos trenes para garantizar la frenada que se antoja muy muy justita en caso de emergencia.

Freno anterior
Freno anterior
Freno posterior
Freno posterior
Amortiguador trasero
Amortiguador trasero
Amortiguador trasero derecho
Amortiguador trasero derecho

La moto difícilmente pasa de 100 kilómetros por hora, aunque la unidad probada contaba con unos escasos 30km y creo que esa puede ser una de las causas de su pereza en velocidad punta, ya que usuarios de ésta moto indican que la punta máxima es de 110km/h. En mi ruta no pasé de 90km/h, yendo con normalidad a 80km/h, me lo tomé con calma vamos. Además a poco que un repecho tenga una consideración mayor que pendiente, habrá que hacer uso del cambio y bajar a 4 o incluso a tercera si es lo suficientemente grande, pues veremos cómo cae la aguja del cuenta vueltas por debajo de las 6000 rpm, donde no hay chicha.

Cuadro de mandos
Cuadro de mandos
Nivel gasolina
Nivel gasolina

Creo que la moto probada es una herramienta de ciudad pura y de vías interurbanas limitadas a 80-90 km/h. Poco más. He realizado un trayecto por carreteras secundarias y el motor se quedaba corto en potencia que no en elasticidad limitando mucho el uso por carretera. El cambio de cinco relaciones me ha parecido de recorrido excesivamente largo y es muy fácil equivocarse al meter una marcha y poner el punto muerto que existe entre todas ellas, o bien pegarse con la palanca de cambios para encontrar punto muerto entre primera y segunda.

Plataforma
Plataforma

El segundo tirón de orejas para Keeway tiene que ver con las luces. La iluminación anterior corre a cargo de una bombilla simple, no halógena. Y en la piña derecha tenemos el botón de activación de luces. ¡¡¡Yo pensaba que era obligatorio que se encendieran al arrancar la moto!!! Pero no, y fui sin luz de cruce gran parte de la prueba, hasta que al llegar a un pueblo me dijeron que no llevaba luz de cruce… y la activé con el pulsador de la piña derecha.

Luz frontal
Luz frontal
Luz posterior
Luz posterior

Una cosa que sorprende es el tema de las intermitencias, ya que dispone de indicador independiente para cada lado, es decir, en la piña derecha tenemos el pulsador de la intermitencia derecha y en la piña izquierda, el de la intermitencia izquierda. Para desactivarlo, hay que pulsar sobre el mismo una segunda vez. Es como las antiguas BMW, un sistema que a mi gusto es bastante cómodo, pero que aún no sé por qué no triunfó.

Piña izquierda
Piña izquierda
Piña derecha
Piña derecha

Me sorprendió de nuevo, ver el tirador del aire, con 3 posiciones en el carburador y la llave de paso de gasolina, con las clásicas posiciones open, close y res. Qué recuerdos madre mía. En la parte superior, activamos el “starter” o aire, para cuando la moto está fría; tenemos una posición intermedia y otra en la cual el choke o starter, ya no es necesario -cuando el motor está trabajando en su temperatura de trabajo- tal y como se indica en la documentación, a pesar de que el propio tirador no tiene ninguna indicación al respecto.

La unidad de pruebas se paró en medio de la prueba y no pude continuar, debido a un fallo eléctrico en la bujía -parece ser que la bujía de origen estaba defectuosa-, creemos que seguramente este defecto en la bujía sumado al excesivo calor que hacía el día de la prueba -39ºC-, impidieron que continuase el viaje. Pero por lo demás la moto tras cambiar la bujía arrancó sin problemas y sigue operativa.

El precio de este modelo es de 1.899€ IVA y transporte incluido -no incluye matriculación- que es un precio de derribo comparado con su competencia. Un precio muy asequible, para alguien que quiera una moto para la ciudad y lucirla en los bulevares y sin pretensiones de salir a carretera, o si se sale, al menos, tener muy presente que es un modelo limitado en potencia y con algunas carencias en equipamiento.

Alexpc73
V’ss

Anuncios

7 comentarios sobre “Keeway Superlight Limited Edition 125.

Agrega el tuyo

  1. Seguro que habeis puesto bien los caballos, en algunos sitios indica que tan solo tiene 10cv. Agradecería que me lo aclararas, muchas gracias. saludos.

  2. llevo dos años con mi mi superligth…y no mas que decir que estoy super orgulloso, de la compra que realice…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: