Botas Dainese Nighthawk Goretex C1.

Aprovechando que ya hace 4 inviernos que llevo usando dichas botas, que ya acumulo mucha experiencia con ellas y que están en un estado que podrías calificar de usadas, aprovecho para realizar el post y dar mi opinión, tras un uso más que intenso de las mismas, como veréis tras el salto.

Dainese Nighthawk C2
Dainese Nighthawk C2

Hace ya casi 4 años que compré en Motos Ceni por 143€ las botas de Dainese Nighthawk Goretex. Son unas botas de media caña, con membrana Goretex y que según la propia marca, son 100% impermeables.
Dainese ha reemplazado el modelo viejo, por uno nuevo, reforzando puntos externos con doble hilo de nylon, cambiado y mejorado el interior según indica la propia marca, además de mejorar el reflectante trasero, el tejido de apertura lateral y el forro interior, llevarlo un poco más alto para hacer más confortable la parte superior de contacto con la zona de la tibia.

Nighthawk 1 vs. 2
En primer plano la versión 1, y en segundo, la nueva versión.

Bueno, pues éste es el 4º invierno que pasan a mi lado. Puedo decir que el uso que hago de ellas, a diario es intenso y en general, el uso ha sido muy intensivo, dado que las visto desde Septiembre a Junio -excepto en los meses centrales de verano, Julio y Agosto- y siempre que salgo de ruta, sea ésta corta o larga.

Uso éstas botas, como calzado habitual para ir a mi trabajo -exteriormente sólo delatan que son de moto el protector del cambio del empeine- y no realizo ningún cambio de calzado, es decir, desde que salgo a las 07:00 de la mañana, hasta que regreso a casa, suele ser sobre las 18:00h -pero hay días que llego a casa a las 20:30, como el día de ayer- supone estar con el calzado, al menos 11h de lunes a jueves y los viernes se reduce el tiempo a unas 8h.

Vista puestas
Así quedan puestas con unos vaqueros. Pasan por unos zapatos.

Además de ese tiempo que uso las botas -todo el día durante mi jornada laboral- como he dicho, han vivido 2 “kedadas” generales, viajes, y acumulan ya en éstos 4 años de vida, más de 55.000km de carretera, ciudad y autovía, y dos veces en circuito y muchos, muchos paseos por la calle, y en mi propio trabajo. El uso como podéis ver, ha sido más que intenso, y cualquier otro calzado, hubiera sucumbido a la exigencia a la cual he sometido a éste par de compañeras.

¿Y cómo se han comportado las Nighthawk?

Estado actual
Como veis, se nota el paso del tiempo y el trato recibido.

Bueno, pues como podéis observar en las fotos, las botas están “tocaditas”, pero entiendo que el uso al que han sido sometidas, y la exigencia del mismo -sobre todo las largas jornadas laborales- han hecho mella en ellas, aunque no el que uno esperaría.

Han soportado temperaturas mínimas de -13ºC -en su primer invierno-, sal de la carretera, lluvia a raudales, desde tormentas fuertes, a semanas seguidas de lluvia sin parar. Y todos los días que me las he puesto, se han portado como un calzado de seguridad, más cómodo de lo que cualquiera podría esperar, y siempre han sido una garantía el vestirlas, hiciese el tiempo que hiciese.

Siempre me ha preocupado en demasía, el mantener los pies secos ante las inclemencias meteorológicas, tanto de lluvia como de calor y/o humedad. He vivido con mi moto, auténticos aguaceros en los que jarreaba, más que llovía. En otras ocasiones, tormentas veraniegas -como las de ésta última quedada general, con niveles de humedad muy altos y temperaturas por encima de 20ºC- y en otras ocasiones, simplemente calor, por encima de 30ºC con facilidad.

En todas las ocasiones, al quitarme el calzado, la sensación no era la típica de muchas botas, en la que parece que has liberado a un preso, y los dedos se mueven hasta con placer y “gustirrinin”. Es un calzado que mantiene la temperatura, sea cual sea la condición, y ya digo que el rango de uso de temperatura ha sido de -13ºC a algo más de 30ºC en alguna que otra ocasión durante rutas de más de 600km en un sólo día.

La sensación de “sequedad” en condiciones de agua intensa, es PER-FEC-TA. La membrana Goretex trabaja a la perfección, y mantiene tanto la temperatura del pié, como la sequedad del mismo. En cuanto a condiciones de humedad alta y tormentas, el comportamiento es idéntico. Algo si que cambia en cuanto a calor, y es normal que el pié sude, con temperaturas ambiente altas, aunque el nivel de sudoración, comparando con otras botas, es muy inferior.

Son relativamente cómodas para llevar a diario, y se ajustan muy bien al pie, y a un uso “fuera” de los valores para los que fue hecha, aunque la suela algunas veces “carece” del grip que tendríamos con otros zapatos de calle, o zapatillas deportivas, y peca de una dureza digamos que elevada.

Este verano tuve que llevarlas al zapatero a poner un “remiendo” de piel -por encima de la piel vuelta- del empeine, ya que estaba muy dañado del uso -sobre todo por tener cruzados los pies cuando estoy sentado en mi mesa- diario. El coste de estos remiendos fue de 7,5€ cada pieza, un total de 15€. Por cierto, que por dichos pliegues, nunca ni cuando estaba roto por desgaste la piel vuelta, ha entrado ni una sola gota de agua y mira que ha llovido este 2013 en Madrid.

Detalle de piel.
Detalle del trozo de piel que tuvo que poner el zapatero, y la piel vuelta original.

El cuidado de las botas, siempre ha sido el mismo :
– Limpieza con un trapo húmedo (una camiseta vieja de algodón 100%) con agua y jabón neutro.
– Tras realizar limpieza y secar con otro trapo, aplicar una capa de grasa de caballo compatible con la membrana Goretex.
– Limpiar la grasa de caballo tras dejar 1h secando con un trapo para abrillantar y quitar el sobrante.
– En verano, se han guardado en lugar fresco y seco tras los pasos anteriores.

Como podéis ver, tras 4 años de uso, y por un total de 143€ (+15€ del zapatero) he podido ir en moto con un coste “contenido” de unos 40€ anuales, manteniendo mis piés secos y protegidos en todo momento, y las botas, aún creo que aguantarán todo éste cuarto invierno de vida, pero no aseguro que lleguen más allá, aunque la satisfacción con el producto, es más que alta, altísima.

Siempre, siempre recomendaremos que vistáis ropa técnica cuando montéis en moto. Sabemos que es difícil combinar dicha ropa con nuestra actividad laboral, pero la seguridad va en ello. Éstas son unas botas perfectas para ese uso, y lo puedo demostrar tras el uso que he hecho de ellas.

Mi valoración, es de un 8,5 sobre 10, teniendo en cuenta que en la nueva versión no sé han modificado la dureza y grip de la suela, y los pliegues de piel vuelta, y el forro interior, pero vamos, si como dice Dainese, han mejorado esos puntos débiles que tenía la 1ª versión, que son pocos, realmente merecen la pena su adquisición.

Os dejo fotos de la comparativa.

Comparativa 1 vs. 2
El estado de mis botas es algo más que “usado”, no?
Vista frontal-interior.
Se nota mucho el uso en la parte del empeine y del interior.
Detalle superior.
Comparación del grosor de la parte superior. Ahora es algo más grueso y confortable.
Vista frontal C1.
Pues así están mis botas actualmente, tras 4 años de uso.

Alexpc73
V’ssss

Anuncios

2 comentarios sobre “Botas Dainese Nighthawk Goretex C1.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: