Pingüinos 2014. By Jorge Gixxer

Esta era la segunda vez que iba a Pingüinos. La primera fue en 2012, en moto, y con un frío del carajo (que es lo normal, no lo que ha pasado este año).

Pingüinos 2014. La Leyenda.
Pingüinos 2014. La Leyenda.

Este año decidí ir en coche porque había que llevar bastantes cosas y también se venía mi hermano, que aunque monta en moto también, ambos coincidimos en que mejor iríamos en coche.

También, como el primer año que fui, decidí que con pasar una noche al raso tendríamos suficiente, así que una vez cargado el coche y todo comprobado, partimos dirección el pinar de Puente Duero el sábado a las 8:00 de la mañana.

Este año nos juntamos más amigos para pasar un fin de semana agradable. Fuimos 11 en total acampando, entre ellos también estuvieron Alexpc y Jsandá (de los que ya tenéis su crónica sobre la concentración), pero también vino nuestro Galeno a vernos y disfrutar un rato del ambiente de Pingüinos.

Nada más llegar, cogimos lo imprescindible y nos inscribimos para poder acceder al pinar. En el pack de inscripción, como viene siendo habitual, nos encontramos aparte de los tickets para canjear por comida, caldo y demás, diversos papeles con promociones o para participar en concursos, el bolígrafo y el pin de Pingüinos, así como las pegatinas que nos dan cada año y el programa. Además, este año el pack también incluía unos guantes, que vinieron realmente bien.

Preparándose para el desfile de banderas a Valladolid
Preparándose para el desfile de banderas a Valladolid

Una vez dentro, nuestra próxima tarea era encontrar el campamento base, algo tremendamente difícil si llegas el sábado poco antes de que empiece el desfile de banderas a Valladolid. Hasta que conseguimos encontrar a Alexpc, porque además, nuestro campamento estaba cercano a la entrada desde Puente Duero, cerca del río.

Una vez instalados, nos damos una vuelta por el pinar y las tiendas allí expuestas. No faltaba de nada, tiendas de equipación, tanto para el motorista como para la moto, tiendas de ropa, de artesanía, carpas de compañías de seguros, de marcas como Triumph o Suzuki, la carpa de Motociclismo. En todas ellas, había cosas interesantes que ver, o simplemente, que hablar con alguno de los tenderos.

Pudimos ver algunos modelos de Triumph, desde los más vendidos a algunos un poco menos comunes. También tenían uno de mis mayores enmelones, la Tiger 800 (tiene un no sé qué, que sé yo…).

Triumph Tiger 800 XC
Triumph Tiger 800 XC

Durante nuestro paseo, echamos las participaciones para todos los sorteos que se fuesen a realizar, aunque nos vinimos igual que nos fuimos. Menos mal que pudimos deleitarnos con el caldo pingüinero, que entra estupendamente bien.

Una vez finalizado el paseo por las tiendas, volvimos al campamento para disfrutar de la compañía de nuestros amigos, con barbacoa, nuestra hoguera y nuestras historias. Esto es lo mejor de Pingüinos, poder estar con tus amigos, de diferentes edades y comunidades, y contándonos todas las historias moteras que se nos venían al recuerdo. Es un fin de semana que podemos utilizar como excusa para aprovechar y juntarnos con aquéllos que no podemos ver tan a menudo como nos gustaría, debido a la distancia o las obligaciones.

Respecto a la organización de Pingüinos, la verdad que todo bastante bien, aunque me gustaría resaltar un par de puntos que creo, bajo mi opinión, se podrían mejorar.

El primero es el reparto de leña. Sé que siempre se hace un llamamiento a que seamos consecuentes y comprensivos de que no debemos coger más leña de la necesaria, no esconderla en tiendas ni utilizarla para sentarnos. Todos los que vamos a la concentración pasamos el mismo frío, así que debemos ser conscientes de que hay leña para todos (ya que siempre sobra), así que no intentemos hacer la hoguera más grande. Visto que no somos comprensivos con esto, la organización podría establecer un punto único de recogida de leña, y dar unos cuantos tickets por persona para recoger a lo largo del fin de semana.

El segundo es el sorteo y la entrega de premios. Creo que se debería celebrar el sábado por la tarde-noche. Mucha gente acude a Pingüinos desde sitios bastante lejanos, por lo que deben partir de vuelta a primera hora del domingo para no llegar excesivamente tarde a sus hogares, por lo que no pueden asistir a la entrega de premios y tampoco al sorteo (aunque haya menos posibilidades de que nos toque algo).

Por lo demás, creo que la concentración estuvo muy bien organizada y como siempre, lo mejor el ambiente que conseguimos (salvo unos pocos) hacer que fuese inolvidable.

Y como bien dicen, “No vale que te lo cuenten o lo veas en fotos, Pingüinos tienes que vivirlo, ir allí”.

GALERÍA

Jorge Gixxer

V’sss y gasss!!!

Anuncios

2 comentarios sobre “Pingüinos 2014. By Jorge Gixxer

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: