Benelli BN 600R

Por primera vez en mucho tiempo, he tenido la ocasión de probar una marca, para mí mítica, de mi niñez. Benelli. Sí, ésta vez he tenido la ocasión de probar la primera cuatro cilindros de la marca italiana de cilindrada media y de nuevo, gracias a Motos Ceni por dejarnos la moto para probar!

Logo BN600R

Logo BN600R

La verdad es que estaba ilusionado con la opción de poder probar la primera 4 cilindros de la marca “Italiana” -ahora en poder de los asiáticos de Qianjiang, poseedores también de Keeway- porque fue una marca con la que crecí, y con la me vinculan recuerdos preciosos en Foz (Lugo) viendo aquellas 354 sport, las 504 con cúpula, o la 750 Sei (una seis cilindros).

Bueno, a lo que vamos… a probar ésta naked, de diseño “curioso” y por la que nos piden 6.699€. Veamos qué nos ofrecen por este precio. Así a primera vista, la angulosa carrocería, puede o no gustar, ya se sabe que pa gustos los culos, pero hay que reconocer que al menos es original, comparada con el resto de naked del mercado, y que se sale de lo común. Sobre todo ese faro, que a mi personalmente me recuerda a la Versys de Kawasaki.

Frontal

Frontal

Además el tamaño de los indicadores de dirección o intermitentes, es realmente exagerado, a mi modo de ver, aunque tendrá un punto extra por la noche o con mala visibilidad, ya que además de tamaño, son de tipo LED, igual que el piloto posterior. Por cierto, y hablando de ésta parte posterior, me atrevería a jugarme algo, que a más de uno le costaría distinguir entre una Aprilia Shiver y ésta Benelli BN 600R, y hasta diría que es un “clon” de la de Noale.

Sorprende a primera vista la calidad de determinados materiales que encontramos, sobre todo en suspensiones y frenos. Empezando por las suspensiones, la anterior está firmada por Marzocchi. Una mastondóntica horquilla invertida, con barras de 50mm de diámetro sin regulación alguna. La trasera tiene el amortiguador SACHS desplazado a la derecha y anclado directamente al brutal basculante, sin bieletas, tal y como lo llevan las ER-6N/F y la Shiver de Aprilia, pero regulable en precarga y extensión.
El equipo de frenos es de lo mejorcito de la moto, a saber: Doble disco anterior flotante de 320mm mordido por pinzas radiales de 4 pistones Brembo y freno trasero de 240mm mordido por pinza brembo de doble pistón.

Si a ojos cerrados nos enseñasen las cuatro fotos que arriba tenéis, más de uno y una sufriría y babearía ante la posibilidad de lo que le espera. ¿Qué motor lleva esto? ¿Qué chasis?. Y entonces, no es que aparezca la “desilusión”, pero si esperaba más, mucho más. El cuadro de mandos se queda “corto”, y aunque incorpora nivel de combustible y reloj horario. Echo en falta un indicador de marcha engranada, ya que parece uno de esos copkit universales hechos por Koso. Como podéis ver en la imagen, al sol cuesta leer la información que ofrece, y eso que el sol estaba situado a la derecha, que justo detrás nuestra, la lectura es nula, y es casi imposible ver el contenido de la información.

Copkit

Copkit

Las manetas y las piñas, son de baja calidad, sobre todo la piña derecha, que parece sacada de una enduro, con ese botón de “warning” como si fuese el de intermitentes. Raro, raro, y cuando vemos el protector de goma del cable del embrague, pues no me gusta, además de quedar lejos del alcance de los dedos.

En marcha, vámonos!!! El motor es un 600cc, no un 599cc, un 600cc, pero con una potencia de 82Cv y 52nm de par, que no rinde como esperaba, ¿o quizá debería decir como deseaba?. Personalmente lo achaco a la inyección Delphi, ya que la moto se comporta de manera muy brusca en el arranque desde parado, y luego cuando le retuerces la oreja, para recuperar, no se comporta como debiera, comparado por ejemplo con la que está llamada a ser una de sus rivales, aunque cuente con 2 cilindros menos, la ER-6N, por poner un ejemplo.

La moto que he mencionado de la cual hice hace nada una review, para compararla con la MT-07 de Yamaha, mostraba una inmediatez brutal comparada con ésta con tan sólo girar el puño derecho.
Es cierto, muchos diréis que ambas, ER-6N y MT-07 se comportan así por ser bicilíndricas, y en parte es cierto, pero comparándola con la CB650F de Honda que también probamos, o con mi montura actual, una Yamaha Fz6 S2 Fazer, la respuesta del motor, era perezosa y extraña. A pesar de retorcer sin dudar el puño derecho, el motor era como si chocase contra un muro, y le costaba recuperar una barbaridad. Luego, una vez superadas las 7000rpm empezaba a revivir, y a las 8500 se abría la caja de pandora para morir 1500rpm más arriba y volver a chocar contra otro muro.

Eso si, no lo puedo negar, llegar a esas mágicas 8500 vueltas y oír el sonido del doble escape, bramando era una locura, aunque luego todo acabase bastante “rápido”. La moto corre, ojo y si te despistas puede plantarte en velocidades ilegales con mucha facilidad. El pequeño cupolino cubre más de lo que aparenta y eso ayuda a que la sensación de velocidad no se corresponda con la realidad, así que cuidado si no queréis ver volar los puntos, que esos 82 cv tienen una buena relación final en 6ª.

Chasis… quizá el peor del conjunto suspensión-chasis-motor. Le cuesta entrar en curvones rápidos y tiende a salir hacia el exterior, y hay que hacer palanca -algo fácil- para mantenerla en la línea, cosa que no ocurre en rotondas y curvas cerradas. La posición de conducción es GENIAL, de verdad. Con mis 179cm me sentía cómodo y muy a gusto, a pesar de las estriberas retrasadas y altas, pero no era incómoda la postura ni cargaba mucho peso en las muñecas, pero madre mía, esa tabla de planchar que han colocado por asiento, es insufrible, y eso que las suspensiones se tragan bien los baches. Sólo pongo la pega a las vibraciones que llegan a las puntas del manillar y sobre todo a las estriberas a partir de 7500rpm.

Valoración… pues está muy reñida la cosa, mucho. Contando con que la Yamaha cuesta 5899€ (han subido el precio de 5599€ tras finalizar la promoción de lanzamiento) y la Kawasaki ER-6N 6100€ de catálogo -ofertas aparte- y que tenemos dentro de Kawa, en oferta por 7350€, otra cuatro cilindros que es una bestia en ventas y está más que probada, que es la Z800e, el precio que piden por la Benelli, me parece algo caro.

Es cierto que tenemos una parte ciclo que es la *stia, y que da gusto frenar con un sólo dedo y que la potencia sea tan dosificable, pero luego falla el resto. Me falla el motor, y sobre todo la elasticidad del mismo, provocado por una inyección antigua, y me falla un chasis que con unas suspensiones más bien tirando a blandas hacen que “flanee” en curvones. La apariencia deportiva, ésta vez se queda en eso, en apariencia. Quizá para aquellos que quieran tener algo diferente, algo distinto y con un nombre que hizo historia, quizá, sea para ellos esta moto.

A favor: parte ciclo de calidad; equipo de frenos; ergonomía.

En contra: motor poco elástico y tosco; copkit con sol; precio

Alexpc73
V’sss

Os dejamos con la galería de fotos y con los vídeos on-board.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s