Kawasaki Z800e ABS

Una vieja conocida volvía de nuevo a mis manos gracias a Motos Ceni, pero en esta ocasión, la versión probada era limitada de verdad y con la particularidad de incorporar de serie, el ABS. Aquí tenéis la prueba anterior Kawasaki Z800e. La próxima reina desnuda.

Logo Z
Logo Z

En esta ocasión, la decoración me gustaba más que la anterior vez que la probamos, que era blanca. El negro y verde, característico de Kawa, le sienta de miedo a la Z, y no hay más que ver la foto. Porque aquí no puedo poner emoticonos que si no saldría la cara con los ojos de corazones!!!

Z800e ABS
Z800e ABS

La moto tiene las mismas características que la Z800 normal, es decir 4 en línea con 806cc, doble árbol de levas en cabeza y 16 válvulas, alimentación por inyección, y limitada a 35Kw (48cv) en ésta ocasión. La anterior estaba deslimitada y la potencia ascendía hasta los 70Kw (96Cv), 2 menos del máximo permitido. A nivel de ciclo, seguimos con la pareja de discos delanteros de 310mm semiflotantes con pinza de doble pistón y ABS, apoyados por un disco trasero de 250mm y pinza de un solo pistón. Horquilla invertida de 41mm de diámetro y suspensión trasera Uni-Trak con 7-clicks de precarga en ajuste para un total de 226Kgs en orden de marcha. Las piñas y manetas tampoco han cambiado, como los pésimos retrovisores.

Arrancar y oír ronronear ese cuatro en línea, es todo un placer. El motor suena apetitoso, rico, para exprimirlo… pero los 35Kw nos aguan la fiesta. Es increíble como un motor tan capaz puede resultar soso, insulso, y hasta incluso malo. Probé y probé en varias rotondas -sin tráfico- y el resultado era siempre el mismo. Daba igual qué marcha llevase, si una más o una menos, la moto tendía a caer al interior, ya que le falta potencia. Está limitada y alcanzar las 7000rpm -a pesar de que dicen que está limitada a 8500rpm- es casi toda una proeza. Aún y así, a 6000rpm en 6ª estaremos a 120km/h en autovía y a partir de ahí, los puntos y nuestros € del banco pueden volar como hojas ante el viento otoñal.

Está más que claro que la moto está destinada para el aprendizaje, pero motos grandes como ésta, requieren dietas de adelgazamiento urgente, para que la manejabilidad no se vea comprometida, y controlemos la curva con el gas. Claro que eso se aprende con el tiempo y haciendo kilómetros. El cuadro de instrumentos es algo que no sé bien cómo calificar hoy. La vez anterior no hacía casi sol y podía ver la información sin problemas, eso si, desviando mucho la vista del frente ya que el cuadro se encuentra muy abajo. En la prueba de hoy, con frío y sol, el reflejo del astro rey, hacía que ver el contenido de la información fuese imposible. En la foto podéis ver el reflejo…

Cuadro instrumentos
Cuadro instrumentos

La Z sigue siendo un juguete -descafeinado en éste caso- pero que puede ayudar mucho en el aprendizaje, y sobre todo, al incorporar ABS. Tiene un chasis muy noble, e intuitivo, y sus suspensiones, aunque duras, absorben sin problemas badenes y baches de nuestras ciudad y luego en curvas mantienen el tipo sin dudarlo. Es una buena moto, sin lugar a dudas.

Sobre el ABS, en una gasolinera a 25-30km/h apreté embrague y casi casi cerré los ojos temerariamente, y con las mismas apreté la maneta derecha como si me fuese la vida en ello. La superficie de la gasolinera es “resbaladiza” de narices. Es la forma en la que probé el ABS de la Z por primera vez. C*ño!!! Vaya si funciona!!! La palanca de la maneta tembló 3 ó 4 veces pero no se bloqueó la rueda y frené en menos que canta un gallo sin perder la verticalidad. Repetí operación en un polígono, con un poco de arenilla, y a algo menos de velocidad -el miedo al bloqueo sigue presente- pero el resultado fue idéntico. La seguridad que aporta el ABS, tanto para el novato, como para el que ya lleva un tiempo, es incuestionable.

Me encantan determinados “detalles” que tiene la Z800e, como las dos Z que forman el piloto trasero, y la cara de “enfado” que parece tener cuando la miramos de frente; Las estriberas o el escape…

Como puntos negativos, los ya comentados en su día: Los malditos espejos por los que no se ve un carajo, y que son “testimoniales”. La ausencia de protección contra el aire -para los que tengan el cuello débil o problemas de cervicales-, pero es una naked, es lo que hay.

Como puntos positivos: El ABS, es maravilloso. Menudo invento. El poder deslimitar luego este portentoso motor y poder disfrutar de una potencia muy acorde tras haber aprendido.

El precio de ésta versión es de 7.899€ y me parece que es una moto muy buena, a un precio un tanto elevado. Al precio de la versión normal, 7.399€ sería toda una declaración de guerra a muchas otras motos, pero claro, entonces el lobo estaría en casa y la ER6-N y muchas otras de la competencia empezarían a temblar.

Alexpc73
V’ssss

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: