Ruta en moto por la Costa Oriental Asturiana.

Otra semana más, y otra gran ruta de RidenRoad. En esta ocasión nos vamos al paraíso de la península, ¡Asturias! ¡Qué la disfrutéis! “En RidenRoad  tenemos debilidad por muchas localizaciones, en este caso hablaremos de una de nuestras debilidades: Asturias. Sus paisajes de fantasía, su gente entrañable y en especial, su comida indispensable, por no hablar de la sidra, bebida nacional. Esta es una de tantas rutas que elaboramos para homenajear a esta fantástica tierra, Paraíso Natural para los moteros, y que está disponible en nuestra plataforma. 

Siempre que el clima nos respete, una escapada en moto por la costa asturiana se antoja un placer al alcance de cualquiera y nos puede brindar una de las mejores y más agradables rutas que encontramos en nuestro país. Será un día inolvidable cargado de experiencias y sensaciones indescriptibles. Nos situamos en la Cordillera Cantábrica. Las sinuosas carreteras de Asturias, uno de los Paraísos Naturales como bien reza su famoso eslogan, transforman esta histórica región del norte de nuestra península en todo un paraíso también para los moteros.

El itinerario de nuestra ruta en moto comienza partiendo de las cercanías de la frontera entre Asturias y Cantabria para llegar, tras unos cuántos cientos de curvas y carreteras de todo tipo, hasta el Cabo Peñas, punto más al norte y centro geográfico de la costa del Principado, donde pondremos fin a este recorrido.

COLOMBRES

Pistoletazo de salida. Nuestra aventura comienza en Colombres, un pueblo en el concejo de Rivadedeva que alberga el Archivo Nacional de Indianos, en la Quinta de Guadalupe, que data de 1906 cuando Íñigo Noriega Lasso mandó eregir esta casa y a la cual prestó el nombre de su mujer. Es curioso observar la diferencia entre las casas de los pueblos donde destacan estas Casas de Indianos por su lujo y pompa comparadas con las del pueblo llano. Se trata de unas construcciones con grandes jardines frondosos y cuidados de árboles que no pertenecen a la zona. La mayoría de Casas de Indianos están presididas por una palmera que recuerda su origen. Por supuesto no podéis dejar pasar la posibilidad de pegaros un chapuzón en la Playa de La Franca, la playa más oriental de las costas de Asturias y con una larga tradición turística. Ya en el siglo XIX contaba con un balneario marítimo costeado por los indianos, además de ser bandera azul, signo de excelencia de playas europeas, donde España es líder. 

Desde Colombres conviene acercarnos hasta Pimiango antes de poner rumbo a Llanes. El mirador del Naranjo de Bulnes, nos ofrecerá unas vistas increíbles con un paisaje montañoso que, en días de climatología despejada nos permitirá contemplar el Mar Cantábrico a un lado y al otro, los Picos de Europa en todo su esplendor. Si quisiéramos alargar la parada, acercarse a la Cueva del Pindal, donde tendremos contacto directo con nuestros ancestros a través de sus pinturas rupestres y formaciones geológicas, que desde 2008 son Patrimonio de la Humanidad. Muy cerca también se hallamos el Faro de San Emeterio, que no ha cesado su funcionamiento desde 1852 y que siempre permite sacar una instantánea preciosista de la costa occidental asturiana.

LLANES

Ahora sí, ponemos rumbo a Llanes tomando la A-8, para hacer parada con el fin de disfrutar de una delas localidades más bonitas y concurridas del oriente asturiano. Allí, los Cubos de la Memoria, lucirán sus motivos pintados a mano que sirven de barrera arquitectónica para separar el puerto de la villa, y que son obra de Agustín Ibarrola, autor vasco de todo este icónico lugar de la ciudad. Dando un paseo por la villa podremos admirar su casco antiguo, declarado Conjunto Histórico-Artístico; Casonas de Indianos a cual más señorial, paseos como el de San Pedro o la senda fluvial del Carroceu y playas urbanas como Toró, Puertu Chicu y el Sablón. Y es que la historia de esta villa marinera, históricamente ligada al comercio de la sal, y a la riqueza de sus bancos y caladeros de pesca, y cuya historia se remonta a comienzos del siglo XIII , actualmente se ve representada en una intensa actividad turísticas y del sector servicios que la llena de vida durante todo el año.

Acabada la visita a Llanes tomaremos la AS-263, dejando la autopista A-8 paralela a nosotros. Si habéis seguido bien nuestras instrucciones vuestros ojos inevitablemente habrán ido a parar a algunas de las playas bañadas por el cantábrico que nos ofrece esta carretera. Hay dos en concreto que nos gustaría destacar, la playa de Gulpiyuri, pegada a Naves y que es un pequeño refugio casi paradisíaco, y la segunda la playa de Cuevas del Mar, que destaca porque con marea baja nos permite disfrutar de unas formaciones rocosas que son identidad propia de esta playa. Pasaremos también pegados a la Playa de San Antolín, donde está el antiguo monasterio benedictino de San Antolín junto a las ruinas de un antiguo poblado junto a la sacra construcción del siglo XIII.

SANTUARIO Y LAGOS DE COVADONGA

Tomaremos el desvío de la AS-115 para rodar la AS-114 que nos llevará directos al Santuario de Covadonga una vez enfilemos la AS-262 a la altura de Soto de Cangas. Covadonga es una parada espectacular, cualquier ruta que incluya esta localización ya tiene un valor añadido. La importancia de Covadonga en Asturias y en España, ha llevado al santuario a ser un símbolo, basado en la leyenda y en la historia de este lugar. Allí podremos admirar la impresionante Basílica de piedra caliza rosa o hacer una visita a “La Santina” en la Santa Cueva, centro casi de peregrinación, alrededor del cual se construyó en 1887 el templo y el complejo de Covadonga. También es muy recomendable ascender hasta los magníficos Lagos de Covadonga, unas lagunas glaciares formadas por los lagos Enol, La Ercina y uno más pequeño que se llama El Bricial, que sólo tiene agua cuando se produce el deshielo en las montañas.

CANGAS DE ONÍS

Tras la parada en Covadonga, desandamos nuestro camino por la la propia AS-114 en dirección a Cangas de Onís, uno de los pueblos más famosos de esta zona. Antigua capital del Reino de Asturias, es interesante visitar el Puente Romano, icono de la localidad y que curiosamente no es romano, sino de época medieval; la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción o la Iglesia de la Santa Cruz, antiguo panteón de la monarquía asturiana y llamada así por haber albergado la cruz de roble que Pelayo portó en la Batalla de Covadonga y que más tarde se convertiría en emblema del Principado de Asturias.

ARRIONDAS Y RIBADESELLA

Seguimos ruta por la N-625 hasta Arriondas, localidad que cada primer sábado de agosto de cada año se convierte en epicentro del piragüismo mundial gracias al Descenso Internacional del Sella. En Arriondas giraremos hacia el norte para tomar la N-634 para ascender una montaña plagada de curvas en cuya cima se ubica el Mirador del Fito, que nos ofrecerá unas vistas espectaculares de la costa y la Sierra del Cuera. Descendemos del mirador por su vertiente norte hasta llegar a Llovio, donde tomaremos la N-632 que nos habrá de acercar a otro lugar pintoresco, la preciosa Ribadesella. Y es que esta bonita localidad situada a los pies de los Picos de Europa, ofrece al visitante una amplia variedad de atractivos: paisaje, historia, naturaleza, gastronomía, concentrados en un territorio recorrido por el río más famoso de Asturias, el Sella. Cuenta con un espacio urbano de calidad, articulado por un amplio paseo marítimo en el que el río, la ría y la mar acompañan el recorrido por otros hitos de la villa: Mirador de Guía, Paseo de la Grúa y Ruta Histórica del Puerto, Paseo Princesa Letizia, Paseo de los Vencedores del Sella, la Playa con sus espectaculares construcciones de Indianos levantadas a principios del siglo XX o la ruta de los Dinosaurios en la Punta’l Pozu.

COLUNGA Y LASTRES

Desde Ribadesella avanzaremos hacia el oeste por la N-632 bordeando la costa o por la A-8, en función de cómo vayamos de tiempo. Pocos kilómetros más adelante nos desviaremos hacia Colunga, capital del Concejo del mismo nombre y conocida por ser la ubicación del Museo Jurásico de Asturias. En sus inmediaciones Colunga además, cuenta con un lugar acogedor donde descansar y parar. el Hotel Mar del Sueve***. Este hotel servirá para los que quieran hacer un alto en la ruta y partirla en dos días. Nos sitúa en plena ruta del Camino de Santiago, presentándonos un hotel de arquitectura asturiana tradicional con diseño colonial en interiores. La madera y la piedra tendrán el máximo protagonismo de un hotel donde la música inspira la decoración como tema principal. Cada mañana se sirve con el desayuno un zumo de frutas recién exprimido, tartas caseras y frisuelos asturianos, toda una delicia que está apenas a 10 minutos de las playas de La Griega y La Isla, a unos 20 km de Gijón. Gracias al paquete que preparamos en RidenRoad una noche para dos personas con desayuno incluido se queda a un precio excepcional de 99 €.

Saliendo de Colunga por la AS-257 bordearemos la costa, dejando a nuestra derecha la impresionante playa de La Griega, hasta llegar a la Villa de Lastres, pequeño pueblecito marinero de casas de colores colgado sobre el mar. Detenernos aquí para tomar una botella de sidra es casi obligado, como también lo es darnos un paseo por su casco histórico y recorrer las intrincadas callejuelas que ascienden por la ladera de la montaña.

VILLAVICIOSA Y TAZONES  

Seguimos quemando kilómetros y abandonamos Lastres por la misma AS-257 hasta enlazar con la N-632 de nuevo que nos habrá de llevar a  Villaviciosa. Una vez allí, buscaremos la VV-5, una estrecha carretera que bordera la ría por su vertiente occidental y que nos llevará hasta el pequeño pueblo marinero de Tazones. En este pequeño conjunto de casitas de colores articuladas en torno a una calle que desemboca en el puerto pesquero, desembarco Carlos V en su primer viaje a España en 1517. en recuerdo de ello, cada año se organiza una representación teatralizada coincidiendo con la fecha de tal efeméride. Es necesario destacar que no debe engañarnos el reducido tamaño de Tazones, pues es un reconocido destino en toda Asturias por la calidad de sus mariscos. De hecho, casi todas las casas del pueblo cuentan en su parte baja con una sidrería o una marisquería.

GIJÓN

Tras Lastres, nuestra ruta nos lleva a Gijón, la ciudad con más habitantes de Asturias y Capital de la Costa Verde. Nos encontraremos allí con un importante enclave industrial que no deja de lado el turismo. De orígenes prerromanos, posteriormente “civilizada” por los romanos, se convirtió en un importante centro comercial del norte de la península en época antigua, gracias en parte por ser la cabecera de la ruta de la plata que la conectaba con Sevilla en el sur. La progresiva modernización de la población y las excelentes condiciones naturales de la misma han hecho de Gijón una ciudad que, con un potente sector servicios y una buena oferta cultural y deportiva, atrae un creciente número de visitantes. Gijón se esfuerza en estos comienzos de siglo en conservar su remoto pasado histórico y mostrarlo como ejemplo de su excelencia turística En el barrio de Cimavilla se concentran un buen número de los monumentos locales como el Palacio de Revillagigedo, la Colegiata de San Juan Bautista y las capillas de La Soledad y Los Remedios. Al lado está última se encuentra la Casa Natal de Jovellanos, un palacio típicamente asturiano del siglo XV y actual Museo de Gijón. En la parta más alta de Cimavilla y cara al mar Cantábrico podemos ver la monumental obra escultórica Elogio del Horizonte, levantada allí por el artista Eduardo Chillida en el año 1990. En el ensanche gijonés nos salen al encuentro edificios tan notables como el Instituto Jovellanos, hoy centro de múltiples actividades culturales, pero también numerosos ejemplos de arquitectura modernista de comienzos del siglo XX y del racionalismo que en Gijón dejó obras muy notables.

Pero si no queremos demorarnos demasiado, deberemos seguir rodando, en busca de la  AS-19 y la AS-118  que nos llevarán, bordeando la costa, hacia el punto más al norte del Principado.

CANDAS, LUANCO Y CABO PEÑAS

Rodando por estas carreteras iremos dejando atrás las villas de Candás y Luanco, puntos más representativos y poblados de la zona y cuya visita es de elevado interés. Ambos son pueblos marineros de reducidas dimensiones pero con un enorme espiritu acogedor. Dar un paseo por sus cuidados centros y sentarnos en una terraza a tomarnos una botella de sidra o comer alguno de sus dulces típicos es toda una delicia, pero nosotros debemos continuar camino a nuestro destino. A la altura de Luanco tomaremos una pequeña vía, la GO-1 que habremos de seguir durante unos kilómetros de estrecha carretera hasta enlazar con las AS-328, donde giraremos a la derecha para continuar por una carretera que termina en el Faro del Cabo Peñas. Llegados a este punto habremos coronado Asturias en su punto más al norte, el Cabo Peñas, desde el cual si miramos hacia el Este gozaremos prácticamente de la vista al completo de la ruta que acabamos de disfrutar.

Esperemos que la disfruteis y ¡recuerda! siempre puedes consultar esta fantástica ruta en moto a lo largo de la Costa Oriental de Asturias más detalladamente en RidenRoad, pinchando AQUÍ .” Y como siempre, los chicos de RidenRoad nos dejan el mapa para que podamos descargarlo y usarla en nuestros dispositivos. V’sss

Anuncios

Un comentario sobre “Ruta en moto por la Costa Oriental Asturiana.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: