Curso Lorenzo Competición Guadalajara

Hace unas semanas tuve ocasión de realizar uno de los cursos para mejorar la postura encima de la moto en la escuela de pilotos Lorenzo Competición Guadalajara. Sinceramente, es de lo mejor que he podido realizar en mucho tiempo, ya que aparte de ir a mejorar la postura, se pasa un día grande con amigos y con Iván, el encargado y profesor de la escuela, una persona encantadora y que es realmente bueno en su trabajo. En esta ocasión, la entrada la realizará un amigo con los que tuve oportunidad de hacer el curso. Espero lo disfrutéis.

Jorge Gixxerlogo_grande-12

“Hoy, es uno de esos días en los que te vuelves a sentir niño. Llevaba tiempo queriendo apuntarme, pero por diversos asuntos lo fui retrasando, hasta que un día cualquiera, Jsanda, plantea lo que yo llevo mirando desde hace más de un año: que tiene ganas de hacer un curso en Lorenzo Competición. Hablando con Iván (Responsable de Lorenzo Competición Guadalajara) le dice que si somos suficientes personas, nos cierra las instalaciones para nosotros. Dicho y hecho, según lo pregunta confirmo como el primero de la clase, y otro, y otro, y otro, teniendo que limitar el curso a 10 personas, ya que de dar vía libre hubiéramos sido 40 para ir (veo que las buenas críticas en diversos foros acerca de los cursos para adultos de Lorenzo Competición dan sus frutos).

Lorenzo Competición suele realizar cursos de 4 plazas para adultos, con una duración de 4 horas, la primera de las cuales es teórica, o “briefing”, y de toma de contacto con las pitbike, en este caso IMR de 125, con un tamaño de cr50, que a priori parece ridícula para mi tamaño (1’93m y 100kg con mono y botas) pero que luego me lleva a la perfección y es idónea para los ejercicios que Iván nos manda realizar.

En nuestro caso, éramos 10 personas, y a partir de 10 o más, Iván cierra las instalaciones, y en vez de 4 horas, se convierte en todo el día. Al principio me temía que íbamos a hacer “menos” que cuando van cuatro, pero nada más lejos de la realidad, tienes tiempo para cansarte, y es que si algo está garantizado, es que acabas completamente agotado después del curso. Iván tiene los cursos preparados e independientemente de los que vayan, tienen que hacer todos los ejercicios.

Acordamos ir el día 19 de Abril, y la hora de comienzo nos dejaba escogerla, las diez u once de la mañana. Como uno de los valientes, venía de Salamanca, escogimos empezar a las diez, que después de semejante paliza, le tocaba volverse hasta tierras salmantinas.

Como se notaba que había ganas, antes de las diez estábamos todos en la puerta esperando. Puntual llegó también Iván, quien se rió y nos comentó que la gente se suele retrasar, que todos ahí puntuales se nos notaban las ganas de empezar.

Una vez aparcados los coches, pasamos a una caseta donde nos invitó a café, y en esa misma caseta comenzó el briefing, alternándolo siempre con bromas,  resultó que Iván es, además de un excelente profesor, una persona de lo más simpática y desenfadada.

Entre broma y broma hicimos las presentaciones correspondientes, contando montura, experiencia, y demás, diez “pilotos” (que se vean bien las comillas) con más o menos experiencia, y creedme cuando os digo que por mucho que creáis saber, cuando te ves dando un curso de verdad, que va a sacarte fallos, te los saca y a pares además.

En el briefing Iván te explica el objetivo del curso, y la metodología o ejercicios que se van a realizar a lo largo del día. Había muchas ganas de empezar  pero ninguna tensión, puesto que hubo tantas risas que te olvidas de la paliza que viene a continuación.

Lo primero que hace Iván es dejarte las motos y realizar tandas libres, donde ve cómo vamos cada uno, la mayoría tiesos a más no poder, algún alumno  aventajado, pero donde se ve claramente que estamos lejos del objetivo del curso, para eso estamos allí, ¿no?

1

 

El primer ejercicio consiste en un ocho, de escasos cuatro metros, en los cuales hay que practicar lo hablado en el briefing. ¿Ya os he dicho mi tamaño  verdad? Me es imposible hacer curvas tan cerradas, soy un cono encima de la mini moto, y además, que no hay tiempo de descansar, es curva, cambio de dirección, curva, cambio de dirección, y así unos diez minutos, ¡hay que estar muy en forma para aguantar ese ritmo! Iván me intenta corregir, pero acabo mi primera tanda empapado en sudor, y con mucho camino por recorrer todavía. Y es que algo que hay que destacar de Iván, es su completa dedicación al curso y los alumnos, ya que en todo momento está pendiente de cada uno para corregirle y ayudarle a mejorar, llegando incluso a hacer el ejercicio del 8 pegado a cada alumno para corregir la postura (como podéis ver en la foto).

2

Si la primera tanda fue abrumadora, la segunda lo fue más. ¿Ya lo conozco, no? Debería ir mejor. Empiezo a curvear con la pit y los primeros giros igual de tronco que la primera vez, pero algo empieza a cambiar, empiezo a rascar a ambos lados, y a intentar seguir los puntos de referencia, ¡parece que esto funciona! Para aprender también hay que observar, y veo que mis compañeros de la primera a la segunda tanda también mejoran todos, y veo fallos en ellos, que yo también tengo y que desde fuera se observan mejor, hay que pulirlo para las siguientes.

Antes de comer, Iván invita a quien quiera, a repetir el ejercicio, pero como lo hacen los niños, dentro de una cuadricula sin poder salirte. Vamos, que hay  que hacer un ocho perfecto, porque a la mínima variación ya pisas fuera. Dos compañeros lo consiguen, algún otro no va mal, pero no es fácil hacerlo, yo es algo que ni intenté, bastante tuve con el ejercicio, que repito, ¡es agotador!

Paramos para comer, y este punto tengo que remarcarlo, porque aunque es algo “secundario” Iván no perdió detalle. En otros cursos o eventos que he realizado,  la comida o corre de tu cuenta, o si está incluida, suele ser poco más que un trozo de empanada, y una botella de agua. En este caso, montó una mesa larga para todos, y nos obsequió con varios pollos asados, tortillas de patatas, patatas fritas, embutido variado, pan, y variedad de refrescos. Éramos diez comiendo, más dos chicas que vinieron a fotografiarnos y acompañarnos, y aun así, sobró bastante comida. El objetivo del curso es aprender, pero Iván puso mucha dedicación, y no queda otra que agradecerle el excelente trato que recibimos en todo momento por él y su mujer, que durante todo el curso nos estuvo ofreciendo agua o refrescos.

Después de la excelente comida, y del café, volvemos a la carga, seguimos con los ochos, pero esta vez, del doble de tamaño, mucho más fácil de realizar a mi gusto, donde ya nos tenemos que centrar en la postura y en el paso por curva. Montado en la moto, uno se cree que está haciendo lo que le han dicho, que estas tumbando cual piloto de motoGP, y que de aquí a nada rascas codo, a las fotos me remito. Estamos en una zona intermedia entre el objetivo y el cono que éramos por la mañana, pero queda terreno por pulir. Alguno de mis compañeros es más hábil que yo, y realiza los ejercicios mucho mejor, pero no hay que compararse, hay que observar y aprender, por lo que me alegro de haber venido con tanta gente y tan variada, alguno viene de hacer Cross, otros hemos entrado poco a circuito, otros mucho, otros nada… Cada uno con nuestros fallos (y nuestras virtudes) y ver a tanta gente hace que aprendas qué intentar hacer, y qué no, cuando llega tu turno.

3

Volvemos a repetir el ejercicio; aquí me acerco más al objetivo, e Iván me lo hace saber, cosa que motiva, y me emociono… Y al suelo!  Algo que no he nombrado y es común si vienes a un curso de Lorenzo Competición, es que te puedes caer como veinte veces fácilmente en todo el día, son caídas flojas a ras de suelo que no suponen más que un moratón al día siguiente, e ir a trabajar magullado, pero te levantas y sigues con una sonrisa, disfrutando en todo momento de todo lo que estás practicando y aprendiendo.4

Para finalizar, hay que aprender a llevar el peso en las piernas y el tronco, y no transmitirlo nunca al manillar. Ahora que todos tocamos rodilla, y pasamos por curva aceptablemente, debemos realizar dos ejercicios especiales.

El primero, al pasar por curva, y una vez está la rodilla en el suelo, hay que hacer con los codos como si voláramos, y que el gas siga estable; me pareció excelente este ejercicio, ya que al ser tan grande cargo mucho el manillar, y de esta manera aprendí a dejar el peso en las piernas, y llevar completamente los brazos libres y relajados, aunque al realizarlo algún acelerón daba, estaba muy satisfecho con la evolución desde primera hora hasta la tarde.

5

El segundo ejercicio, era similar, pero en vez de intentar “volar”, había que soltar la mano izquierda, mientras se realizaba la curva; este ejercicio mientras a mí me costaba bastante a derechas, a mis compañeros le costaba más a izquierdas, imagino que por el estilo de cada uno, pero era un claro premio a la evolución vivida, de ir tieso en la pitbike a ir rozando rodilla con una mano suelta, parece que el objetivo del curso está más que conseguido.

6

 

Para finalizar, volvemos al circuito, y volvemos a tener tandas libres para practicar en pista lo aprendido. Salgo a pista pero en una caída tonta me hice daño en un tobillo, y como nadie me libra de trabajar al día siguiente, vuelvo a boxes y doy por finalizado el día, mis amigos sí dan más caña y se ponen a prueba, pero se nota el cansancio, van practicando lo aprendido pero se nota que este curso es un destrozapiernas, por lo que van finalizando las tandas, y empezando a recoger después de un maravilloso día de aprendizaje.

Como opinión personal, me parece un curso de obligada asistencia a todo aquel que quiera mejorar el manejo de su moto, ya que todo lo aprendido hoy es de fácil aplicación en una moto de calle o circuito. No obstante queda mucho por aprender, y seguramente el año que viene vuelva para seguir mejorando técnica.

Por último, dar las gracias a Iván, por el excelente trato y su profesionalidad al margen de todas las risas que nos echamos durante todo el día, a su mujer por estar tan atenta a todo en todo momento, y a mis nueve compañeros de aventura, por hacer del curso un día fantástico.”

P. de Castro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s