Ruta en moto por la comarca de El Priorat. Etapa I

RidenRoad os trae en esta ocasión una ruta en moto de lo más completa. En esta ruta podréis tener emoción y descansos para hacer las fotos pertinentes, porque pensamos en todos. Contemplaremos los altos riscos en la Sierra del Montsant, los espectaculares viñedos plantados en terrazas pizarrosas y los pueblos asentados en las laderas de prominentes cerros, siempre coronados por hieráticos campanarios que sirvieron de torres de guarda en tiempos moriscos. Acompáñanos a esta ruta por la Comarca de El Priorat. Ruta en dos jornadas sin descanso.

El Priorat es una comarca agrícola, que quedó desértica durante el último tercio del pasado siglo. Allí quedaron acogedores pueblos con calles y casas de piedra sin apenas vida en sus calles. Cinco son los que permanecen en pie en Albarca y veinte en Siurana (la joya de la corona de El Priorat), que ejercen ahora su papel de segunda residencia para huir del mundanal ruido. En conjunto son veintitrés municipios unidos por una red de carreteras de enorme diversión a lomos de nuestras motos; un auténtico paraíso donde curvas y asfalto se dan la mano para acoger el Rally de España puntuable para el campeonato del mundo cada año. Además no podemos olvidar algunas paradas para probar los excepcionales vinos de gran renombre mundial bajo las D.O.C. Priorat y D.O. Montsant.


ETAPA 1

Para aquellos moteros que les gusta rodar por las vías catalanas, El Priorat es el gran desconocido. Posee una cantidad de curvas que te dejarán sin respiración y asfalto muy cuidado que se tiende como una alfombra. Sus paisajes rurales y montañosos poseen un encanto rústico y natural gracias a que son preservados de la especulación. No puedes perderte este placer al alcance de cualquier bolsillo. Por su enorme belleza y cantidad de rincones donde perderse recomendamos más que un fin de semana, un puente.

PORRERA

Salimos desde Barcelona con rumbo a Tarragona por la C-32. Una vez dejamos atrás Tarragona abandonaremos  la autopista a la altura de Reus. La N-420 será nuestra guía por aquí. Es la única carretera “ancha” del viaje, que tras desviarnos para tomar la TP-7401 y recorrer un buen puñado de divertidas curvas, nos acerca a Porrera, villa con 475 habitantes y catorce relojes de Sol que coronan casonas del s. XIX, cuando exportaban el aguardiente a toda Europa desde el puerto de Salou. Podremos acceder al centro del pueblo gracias a un vistoso puente de piedra que vierte sobre la fachada de la pequeña bodega Vall Llach, propiedad del cantautor Lluís Llach. En los alrededores encontraremos un conjunto de ermitas, Sant Antoni Abad y de Sant Joan Evangelista (s. XVII y s. XVIII), donde disfrutar de unas vistas preciosas del paisaje.

FALSET

Desde Porrera tomamos la T-740, carretera que nos brindará algunas de las mejores vistas de nuestra ruta, entre valles y montañas. Después de unos interesantes kilómetros de paisajes y curvas por una vía estrecha y tortuosa que se cobija bajo los cerros regalándonos bonitas instantáneas, llegaremos a Falsetorgullosa capital de la comarca. En el centro histórico tenemos la plaza de La Quartera. Se trata de una plaza porticada donde descansa el Ayuntamiento, un antiguo palacio renacentista de los condes de Prades erigido en 1630. A tiro de piedra encontramos Marçà, sede de la Cooperativa Agrícola construida por el arquitecto César Martinell, discípulo y amigo de Gaudí. La singular obra modernista de 1919 preside la entrada del pueblo. Su silueta es reconocida ya que también da imagen a los vinos (D.O. Montsant) que en ella se producen.

CAPÇANES

Abandonamos Falset y tras escasos 7 kilómetros recorriendo la T-300 y la T-3002 llegaremos a Capçanes, donde junto a una barraca de viña, nos saluda trabuco en mano el “Carrasclet” (carbonero) un monumento homenaje a Pere Joan Barceló, un coronel de los ejércitos del Emperador Carlos de Austria en tiempos de la guerra de Sucesión. Frente a él se encuentra la Cooperativa de Capçanes que elabora vinos kosher para consumo de la comunidad judía en el Sabbat y en su Pascua. Este vino es tan famoso en el mundo hebreo que en 2007 se pagaron 1.000 dólares en subasta del National Jewish Heritage Museum de Manhattan por una botella. Está considerado el mejor vino kosher del mundo no vinificado en Israel. Desde Capçanes sale una pista pavimentada que bordea el embalse de Guiamets destinado al regadío y utilizado turísticamente para la pesca y kayaking. Esta pista atraviesa una agrupación de olivares y viñas.

Continuamos ruta por las bellas carreteras del Priorat, abandonando Capçanes por la TV-3031 hasta enlazar con la N-420, la cual cruzaremos para tomar la T-734 hacia El Masroig. Nos estamos moviendo esta vez hacia el norte del Priorat. La carretera que nos lleva a El Masroig es retorcida y distrae el apetito. Cerca de El Masroig, un letrero nos indica un desvío hacia la ermita de Les Pinyeres y al yacimiento protohistórico del Puig Roig del Roget. El templete es una atalaya de largo alcance: el Montsant, el rio Siurana, los puertos de Beceite y las tierras del Ebro a una sola vista ¡Descomunal! Un camino de tierra va en busca de la edad de piedra.

EL MOLAR

Nos acercamos hasta El Molar donde también encontramos restos arqueológicos pre-ibéricos en Mont Calvari. De la misma época que los de El Masroig pero con antiguas minas de plomo explotadas desde la antigüedad, hoy abandonadas y descuidadas. En El Molar cobran gran importancia las Coves Rogerals y otras grutas cercanas que sirvieron de abrigo a los prehistóricos antes de la llegada de la construcción.

CABACÉS

La carretera continúa por sinuosas curvas de cuidadísimo asfaltado, sin bache ni grieta alguna, un lujo para disfrutar de vuestras motos. Llegado el momento, nos desviamos unos kilómetros de nuestra ruta principal para acercarnos a Cabacés, por la T-702. A la villa podremos acceder paseando por un puente medieval de tres ojos que pasa sobre el río Montsant. En este pequeño municipio disfrutaremos del encanto de tres ermitas, la de La Foia, de Sant Roc y de Sant Joan a los pies de los riscos del Montsant. Unas ermitas al abrigo del “monte santo”, nombre dado a la serranía debido a la importante tradición religiosa de la Edad Media que atrajo a numerosos ermitaños hacia las cuevas naturales, donde acabaron implantando cantidad de ermitas que aún se mantienen.

LA BISBAL DE FALSET

Volvemos a la carretera principal por la que habías venido, para llegar a La Bisbal de Falset tras disfrutar de un sinfín de curvas que serpentean el Parque Natural del Montsant. A la salida de un recodo nuestra vista irá directa a unas casas colgadas en lo alto de un gigantesco farallón e inmediatamente detrás el pueblo se alza con orgullo. Antes de alcanzarlo conviene visitar la cueva de Santa Llúcia, de inmensas dimensiones. En su interior aún mana una fuente de gran caudal cuyas aguas dicen curan las enfermedades de la vista, de ahí su advocación a la santa Lucía. También podríamos acercarnos a Margalef, el pueblo vecino que también esconde cuevas de singular interés espeleológico, sobretodo La Taberna, con pinturas rupestres.

ULLDEMOLINS

Dejamos atrás La Bisbal de Falset por la T-713 para, tras unos kilómetros curveados, tomar un desvío hacia la derecha y tomar la C-242, una estrechísima carretera que bordeando la Serra de Montsant nos dejará directamente en la localidad de Ulldemolins. Aquí podremos degustar el plato más típico del lugar: la “Truita en suc” (tortilla con salsa), una sencilla tortilla de espinacas y alubias cubierta por una salsa estilo romesco, plato que es motivo de una fiesta local incluido concurso de tortillas entre la vecindad. En Ulldemolins encontraremos multitud de ermitas maravillosas como la de Sant Bartomeu, la más antigua, que data del 1160. Es un bello ejemplo románico que predomina sobre las de Sant Antoni i Santa Bárbara, Santa Magdalena, Verge de Loreto y Mare de Déu de Monstant, esta última la más alta de esta sierra santuaria. En esos parajes tampoco faltan las cuevas: La Santa y La Pastera son las de mayor interés.

Y en Ulldemolins llegamos al ecuador de la ruta de El Priorat. Aquí hacemos parada y fonda para descansar de un día de muchos kilómetros y curvas y recuperar fuerzas para una segunda jornada que promete.”

Podéis descargaros el mapa de la etapa 1 de esta ruta aquí.

Anuncios

Un comentario sobre “Ruta en moto por la comarca de El Priorat. Etapa I

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: